RUSIA HA VUELTO

COMPARTIR...

Seguimos desde este espacio presentando ideas y experiencias al rededor de Rusia.

En este caso hemos entrevistado a Fulvio Scaglione, autor de un libro “La Russia è tornata”(2005), o sea Rusia ha vuelto. Scaglione nos parecía interesante sobre todo porque a diferencia de muchos periodistas “occidentales” conoce la lengua y la cultura del país.

Además, ha sido director de la revista Famiglia (Familia) Cristiana, una publicación que… como les voy a decir… sin “hilar demasiado fino” y sin cometer imperdonables pecados hacia el variopinto mundo de la antigua Democracia Cristiana italiana, y sus vinculaciones (directas e indirectas) con las varias (y hasta muy litigiosas) corrientes del… Vaticano. Pues, Scaglione es, dentro de ese mundo, un interlocutor profesional importante con acceso a múltiples y complejas realidades.

Y este es el punto: en un contexto como el de nuestra Europa, marcada por una Ruso-fobia imperante, si ciertas cosas la dice vuestro servidor, capaz que nadie se lo cree, sin embargo si algo parecido lo piensa Scaglione, puede que algunos se decidan finalmente, por lo menos a matizar la propaganda anti-Rusa que pasa por “información” en el mal llamado “Occidente”.

Sin embargo, esta entrevista podría parecer un ejercicio un poco “raro”, en el sentido de que lo que sigue es una versión condensada del intercambio de correos electrónicos informales y directos a la base de la entrevista. Dicho de otra manera presentamos a los lectores antes, las temáticas que dado el perfil del personaje nos interesaban, y en seguida, la forma en que Scaglione ha decidido contestar:

Sabemos que usted ha sido periodista en Rusia, y ha escrito un libro titulado “Rusia ha vuelto”.  Además, su actividad profesional en la publicación Famiglia Cristiana  probablemente le haya dado una perspectiva particular sobre el destino de los cristianos de Oriente. Por estas razones queríamos tener sus impresiones sobre tres temas relacionados con Rusia:

1) En base a su experiencia y conocimiento del terreno en Rusia, como periodista “occidental” nos puede dar una idea de las luces y las sombras de su experiencia profesional en el país donde trabajó, del mundo político, cultural y religioso de Rusia. Su interpretación del colapso de la Unión Soviética; Gorbachov era un idiota útil o un traidor. En suma, nos puede dar una idea del periodismo occidental en Rusia, que a nosotros nos parece muy envenenado de Ruso-fobia.

2) Su libro “Rusia ha vuelto”. ¿Con qué propósito escribió el libro?  Y lo que es, sobre todo, implica el “regreso” de Rusia para los países del sur de Europa (las tres penínsulas, balcánica, itálica e ibérica … europeos de segunda clase para el poder y la lógica de la UE).

3) Rusia y los cristianos orientales en Siria e la intervención rusa. A parte de una revista religiosa ‘Oraprosiria’ me parece que hay un apagón casi total sobre este argumento en Europa. El asunto a mí no me sorprende ya que la globalización implica una aculturación colonial anglo-americana, y creo que, de hecho, para el protestantismo anglosajón, los católicos y ortodoxos (ergo los cristianos de Oriente) no son “verdaderos cristianos”. Pero dígame usted, tal vez me equivoco.

Me gustaría concluir con una metáfora:

por favor, siéntese libre de “jugar a todo campo” sobre estos temas. En otras palabras, nada de “catenaccio” a la italiana, (famosa táctica de juego del fútbol para… romper el juego, o sea jugar para… no jugar. Seguro que usted entiende la metáfora: hablar para… no decir nada).

También me he permitido bromear con su usted, director. Usted comprende que si lo hago es porque respeto a su trabajo.

Atentamente

Roberto Scarcia Amoretti

Breve introducción: En las respuestas, he podido dividir ulteriormente las tres preguntas para abordar mejor los argumentos presentados. Gracias. Fulvio Scaglione.

  1. He estado viviendo y trabajando de forma permanente en Moscú, del 1992 a 1996, y luego he vuelto a Rusia para el trabajo y para vacaciones muchas veces. Es difícil para mí hablar de “luces y sombras” por muchas razones. Estudié ruso en la Universidad, y Rusia siempre ha sido mi gran pasión: llegar allí, además en una capacidad profesional, ha sido un grande y dichoso éxito para mí. Además, a principios de la década de 1990, estar en Moscú para un reportero era como estar en el centro del mundo. Cada día sucedía algo, las noticias se superponían, el marco cambiaba constantemente… Nosotros, los periodistas son un poco ‘como buitres’, y desde el punto de vista profesional era magnifico, a pesar de todos los problemas sufridos por los rusos.

Diría más bien que he podido vivir en directo la gran desilusión de los rusos. Con el fin de la URSS, muchos de ellos estaban convencidos de que Occidente les iba a recibir con los brazos abiertos, que acogerían a Rusia, para que esta hiciese parte de Occidente.

Después vino Clinton, las guerras en los Balcanes, la expansión hacia el este de la UE y la OTAN, las guerras en Chechenia, y todos estaban convencidos (con o sin razón, pero eso es otra historia) que el discurso sobre la democracia fue sólo una excusa para debilitar al país. Así comenzó una nueva fase de la cual Vladimir Putin no es la causa

sino la consecuencia. Entonces, más que luces y sombras, hablaría de ilusión y desilusión.

  1. Estoy convencido de que, cuando se trata de Rusia y sus personajes, siempre se debe hacer una clara distinción entre las narrativas sobre Rusia de los occidentales y Rusia tal como la viven los rusos. Esto también se aplica a Mikhail Gorbachev, quien, en mi opinión, no fue más que un producto de su tiempo, uno de los políticos soviéticos de la época que, de forma confusa, intentó salvar lo que pensaban que era salvable. El hombre que posiblemente hubiera podido hacer algo era Yuri Andropov, antiguo director del KGB, porque el KGB conocía muy bien los problemas del país y cuanto era crítica la situación, pero no tuvo tiempo para actuar. Parecería ser una broma, pero no creo que lo sea, pienso que Putin es un Adropov 2.0.
  2. La Ruso-fobia de la prensa occidental se ha convertido en algo proverbial, y ha sido bien contada por Guy Mettan en su valioso libro “Ruso-fobia”. En estos días, por ejemplo, al contar de las fuentes de financiación para un movimiento de extrema derecha en Italia, uno de nuestros periódicos más respetados escribió que está organización estaba operando con “la Rusia de Putin”. Es decir, no con este o aquel personaje político ruso, sino “con la Rusia de Putin”…

En los EE.UU. y Europa todo lo que escapa al sentido común de los círculos de poder se explica a la gente como el fruto de una intriga por parte de Rusia: Brexit, la elección de Donald Trump, el éxito de los llamados movimientos populistas, la secesión de Cataluña. Es una verdadera farsa, en parte programada para confundir las ideas de las personas.

  1. Escribí “Rusia ha vuelto”, hace doce años, y eso para tratar de decir cómo Rusia está lejos de los estereotipos difundidos en Occidente. La convicción predominante era que Rusia era un desastre sin remedio, un país acabado, un pueblo agotado y liquidado. Todavía se estaba, por absurdo que pueda parecer, en el clima del “fin de la historia”, y de la idea de que ya existía en el planeta, y podría existir, solamente un modelo cultural y político. Con un descuido marcado por ignorancia y arrogancia cara a la estructura de un país como Rusia, enorme y moldeado por una grande historia. No quiero ser presuntuoso pero puedo decir que fui profético. Hoy nadie niega que Rusia se haya convertido en protagonista en la escena internacional.
  2. El regreso de Rusia, que también anticipó la irrupción de la China pos-maoísta, ha significado algo muy importante. Dejó en claro a todos que el mundo no era, ni podía ser unipolar. Esto, obviamente, ha abierto nuevos espacios a un gran número de países que de otra manera hubieran sido aplastados por la práctica del pensamiento único. Siria es el último y el más llamativo de los casos.

Por supuesto, no es tan fácil para los países del sur de Europa deshacerse de ciertas sujeciones y dependencias, o al menos de las estrechas restricciones que les impones ciertas alianzas. Grecia ha tratado hacerlo en el momento peor de su crisis económica, pero luego volvió a la estricta observancia de las ordenes de la UE, lo que por ejemplo implica que Rusia es un “enemigo” y los países como Arabia Saudita y Qatar, grandes patrocinadores del terrorismo, son “amigos”.

  1. La última vez que estuve en Alepo justo dos calles detrás de la parroquia franciscana, en pleno barrio cristiano de Aziziyeh, encontré cuatro retratos casi tan grandes como la fachada de un palacio ensalzar a Assad, Nasrallah (líder de Hezbollah ), Ali Khamenei (Líder supremo de Irán) y a un europeo, Vladimir Putin.

Los cristianos de Oriente Medio puede que no lo digan públicamente, pero consideran la política estadounidense como un desastre y la intervención rusa una bendición. Y utilizo la palabra “la política” de propósito y no por casualidad: incluso si algunos de ellos lo consideran como un defensor de la cristiandad, la mayoría de ellos da una interpretación “política”, es decir laica de lo que está pasando. Los cristianos de Oriente simplemente creen que a la Casa Blanca no le importa de la población local, que en la política americana ellos son una “pérdida colateral”; mientras que en cambio el Kremlin se preocupa por ellos. De hecho, teoriza sobre la no interferencia en los asuntos internos de otros países. En cualquier caso, está claro que la pérdida de credibilidad del discurso occidental sobre la “exportación de la democracia” en el Oriente Medio es total.

COMPARTIR...

Globalización colonial Anglo-americana y Anti-globalización soberanista Rusa.

COMPARTIR...

De forma introductoria…

Dijo Jorge Luis Borges que “las palabras son símbolos que postulan una memoria compartida…”. En esta época que nos toca vivir, no cabe duda que la palabra “globalización” postula desde luego una realidad que nos afecta. Sin embargo, el discurso dominante que adora a dicha palabra siempre cuida a que no se desenmascaren sus efectos políticos y culturales. Algunos, entre nosotros, que estamos en favor de la soberanía de las naciones y de la diversidad de las culturas, y por ende, somos orgullosamente anti-imperialistas (ergo pro-Rusia, como hemos explicado en otras varias ocasiones), ya no hablamos de “globalización” sino de “Anglo-balización”. Y eso, porque nos parece claro que la “globalización nos viene envuelta en valores culturales y políticos claramente Anglo-americanos.

Quiero hablar de un ejemplo concreto que nos viene a propósito a pocos días de la fiesta de Halloween. Para vuestro servidor cuya trayectoria de emigrante lo ha llevado a pasar muchas lunas en un país de la “Anglo-esfera”, y que por lo tanto en su afán de integración en el país de acogida ha participado (entre otras cosas) en las celebraciones de Halloween, siendo esta una celebración con arraigo cultural profundo en el mundo Anglo-parlante, hay algo de patético y hasta humillante en ver a las gentes de Europa del sur celebrar con tanto entusiasmo una fiesta que no tiene ningún arraigo cultural en sus propias culturas.

Tengo muy claro que aquí, participaré a las celebraciones de Halloween solo y cuando la gente de la “Anglo-esfera” celebrara’, por ejemplo el día de Reyes el 6 de enero, una fiesta que desde luego tiene arraigo profundo en Europa del sur, pero que nadie celebra en el norte. El día que los “Anglos” celebren Reyes, como los “Latino-europeos” celebran Halloween se podría quizás entender la “globalización” como un intercambio de enriquecimiento cultural compartido, pero mientras que esto no pase se trata claramente de aculturación de tipo colonial. Es evidente quienes son los colonizados y quienes los colonizadores.

Dicho brutalmente, la “Anglo-balización”, viene en la estela del “fin de la historia” y del colapso de la Unión Soviética; evento que algunos definen con valentía intelectual “una de las más traumáticas catástrofes geopolíticas en Europa desde la caída del Imperio Romano de Occidente”.

Lo que interpela es que cuando cayó la primera Roma, los bárbaros se cargaron a los equilibrios ínsitos en una civilización (con sus luces y sus sombras), y que desde el momento en que cayó la URSS, es decir una de las proteicas expresiones de la “tercera Roma, Moscú”, se están cargando a los países no-alineados al sur de la antigua “cortina de hierro”, y a la justicia social al oeste.

Afortunadamente, la tercera Roma se ha demostrado más fuerte de la primera, y Rusia, aunque debilitada, ha vuelto al primer plano dando esperanza, no solo a sus ciudadanos, sino a todos los que sinceramente creen que la lucha para la soberanía de las naciones y la diversidad de las culturas, sea cosa digna, buena y justa.

Volver en primera línea ha significado también una reflexión valiente a propósito de la “globalización” en Rusia. Alexander Ionov, es el dirigente del Movimiento Anti-globalización de Rusia y vicepresidente de la unidad rusa del Comité Internacional para la Protección de los Derechos Humanos.  http://www.anti-global.ru

Aquí’ está en sus propias palabras:

Preguntas para Alexander Ionov   http://www.aionov.ru

EUSKALRUS: Cuéntanos un poco sobre ti. ¿Cómo te metiste en la política? ¿Cuáles son tus valores políticos en resumen?

Alexander Ionov: Nuestra historia política lleva ya algunos años. Empecé a involucrarme en política mientras todavía estudiaba en la universidad. Contactábamos activamente con estudiantes de distintos clubes políticos, tratando también de involucrar a representantes de diversos partidos y organizaciones. La actividad activa comenzó en 2011, cuando 29 países de la OTAN bombardearon la Jamahiriya de Libia. Decidimos entonces de salir categóricamente en contra de este conflicto. En el mismo año, el Movimiento Anti-globalización de Rusia fue registrado por mí y mis camaradas.

Hemos reunido un equipo de jóvenes apasionados que estaban preocupados por la justicia a escala global, ya que sabían hasta que punto los procesos globales están influenciando activamente a Rusia. Nuestro objetivo es de recoger los patriotas de varias naciones para hacer frente a los problemas regionales y globales. No podemos influir en las instituciones internacionales de poder, pero podemos promover cambios de manera positiva. Omar Torrijos (antiguo presidente de Panamá, muerto en un…accidente de avión, ndr)  dijo: “Aún no se ha inventado un misil capaz de matar ideales”. Nuestros pensamientos, acciones y creencias van a vivir para siempre, y si la ruta es correcta y honesta convenceremos más y más personas, para transmitir los postulados de libertad e igualdad para las generaciones futuras.

EUSKALRUS: ¿Cuáles son los objetivos generales y específicos?

A.I.: El Movimiento Anti-globalización de Rusia es ante todo una organización de personas que creen en la soberanía de Rusia en todos los aspectos, especialmente en esta época en que estamos bajo una presión económica y política difícil. Cada nación tiene derecho a la autodeterminación, proclamamos este lema hace varios años en el primer foro internacional “Diálogo de las Naciones”. Dichos conceptos fueron después ignorados por las estructuras políticas occidentales. De forma contundente, queremos la paz y la integridad y el respeto de las políticas nacionales e internacionales de los países y de los sujetos del derecho internacional. Esta es la justicia global.

Somos un movimiento socio-político que defiende la plena soberanía de los estados del mundo y, sobre todo, la soberanía de Rusia como un actor independiente en el ámbito político, económico y cultural en el mundo. El movimiento tiene como objetivo proteger los valores morales tradicionales y garantizar todos los aspectos de la seguridad de Rusia: socio-económicos, demográficos, alimentos, etc.

Nuestra organización se dirige en contra del monopolio por parte de los países o grupos de países del sistema mundial en las relación y las gestiones individuales. Estamos en contra de un mundo unipolar y que dicta “un punto de vista correcto” para los problemas del mundo, y ordena cómo resolverlos.

El Movimiento Antiglobalización de Rusia apoya a los países y pueblos que se oponen a los dictados del mundo unipolar y buscan proponer una agenda alternativa. El movimiento aboga por el desarrollo de la cooperación y la solidaridad internacional, respetando otras naciones y su soberanía, los sistemas de valores y los modos de vida, en contraposición a las manifestaciones perniciosas actuales del “nuevo orden mundial”; lo que implica la explotación bárbara de la mayoría de la población mundial, la destrucción de las soberanías nacionales y de las fundaciones espirituales de la sociedad, la supresión de la soberanía de la personalidad individual por medio del control electrónico total.

EUSKALRUS: ¿Quiénes son tus aliados dentro de Rusia y en el nivel internacional? ¿Quiénes son los oponentes?

A.I.: Nuestros aliados son personas libres y unidas por las ideas de la justicia. No tenemos un programa político rígido, no somos un partido, tenemos un conjunto de gente que lucha por sus ideales. El Movimiento Anti-globalización de Rusia cuenta con el respaldo de muchas organizaciones hasta en los Estados Unidos, América Latina y Medio Oriente. Nuestra organización se ha ganado la confianza de socios extranjeros debido a su trabajo activo en la organización de eventos al rededor de los derechos humanos. Apoyamos a muchos pueblos en su lucha contra las amenazas externas. Desde Siria a Sudáfrica y desde Venezuela a Argentina, tenemos un gran número de organizaciones que mantienen contactos estrechos con nosotros y organizamos eventos conjuntos

EUSKALRUS: ¿Cuál es el lapso de tiempo, que debemos imaginar, para obtener resultados, unos años, una generación, más?

A.I.: Ya hemos logrado grandes resultados en Siria, Líbano, Venezuela y otros países. No hay límite para la perfección del trabajo.

EUSKALRUS: ¿Cuáles son los principales obstáculos para el Movimiento?

A.I.: Las empresas de información están en contra de nosotros en el oeste y la falta de instalaciones para contrarrestar dicha información en la cantidad adecuada. La información sincera en el mundo es muy poca, los periodistas sirven como propagandistas, por lo que el periodismo ha sido reemplazado por la propaganda.

EUSKALRUS: ¿Por qué crees que, a pesar de los esfuerzos de RT, Sputnik y otros, el odio por Rusia no disminuye?

A.I.: El odio a Rusia no cesa porque hay muchos problemas que nuestro país no resuelve en el campo de la política exterior, especialmente con respecto a la protección de sus intereses económicos y políticos en el exterior. No todo se decide por comunicación, mucho se hace abordando cuestiones concretas…

EUSKALRUS: ¿Cómo podemos comenzar a cooperar? ¿Por dónde empezamos?

A.I.: Estamos siempre contentos y abiertos a cooperar sobre la base de la paridad entre las partes. Enfrentamos muchas preguntas difíciles, creo que deberíamos hacer un plan de acción concreto e implementarlo, especialmente al rededor de la información.

Roberto Scarcia Amoretti

  • Alexandr Ionov
    Alexandr Ionov
    Dirigente del Movimiento Anti-globalización de Rusia y vicepresidente de la unidad
  • Alexandr Ionov
    Alexandr Ionov
    Con el ex- presidente de Iran Ahmadinejad

Александр Ионов – лидер антиглобалистского движения России и Вице-президент российского подразделения Международного комитета защиты прав человека

1) Расскажите немного о себе. Как вы попали в политику. Каковы ваши ценности вкратце?

1- Политикой я стал увлекаться еще учась в университете. Мы активно собирали студентов в политические клубы, с привлечением представителей различный партий и организаций. Активная деятельность началась в 2011 году, когда 29 стран НАТО бомбили Ливийскую Джамахирию. Тогда мы выступили категорически против этого конфликта. В этом же году мной и товарищами было зарегистрировано Антиглобалистское движение России.

Мы собрали команду молодых пассионариев, которым была важна справедливость в мировых масштабах, так как глобальные процессы активно влияют на Россию. Политика- это неблагодарное и лживое дело, наше задача собрать патриотов своих наций для решения региональных и глобальных вопросов. Мы не можем повлиять на международные институты власти, но можем содействовать изменениям в положительную сторону. Омар Торрихос говорил : “Не придумана еще ракета способная убить идеалы”. Наши мысли, действия и убеждения будут жить вечно, если на путь правильный и честный встанет больше людей, которые будут передавать постулаты свободы и равенства будущим поколениям.

2) Не могли бы вы представить нам ваше движение, которое является пророссийским, но не русское изначально, т. е. существует не  внутри границ России?
Каковы ваши общие и конкретные вопросы, вызывающие озабоченность?

2- Антиглобалистское движение России- это в первую очередь организация единомышленников и активистов, выступающих за суверенитет России во всех отношениях, особенно в условиях жесткого экономического и политического прессинга. Каждая нация имеет право на самоопределение- этот лозунг мы провозгласили несколько лет назад на первом международном форуме “Диалог наций”, после чего попали в опалу западных политических структур. Мы просто хотим мира и целостности внешней и внутренней политики стран и субъектов норм международного права. В этом и заключается глобальная справедливость.
После конфликтов на Ближнем Востоке и создания ИГИЛ стало ясно, что все больше стран втягиваются в новый формат ведения гибридных войн. Россия сыграла ключевую роль в уничтожении террористов на территории Сирии, что стало поводом для еще большей конфронтации с странами запада.

3) Кто ваши союзники внутри России и на международном уровне? Кто противники?

Наши союзники- это все свободомыслящие люди, объединенные идеями справедливости. Мы не стоим на столпах жестких политических программ, мы не партия, мы единство людей, борющихся за свои идеалы. АДР поддерживают многие организации в США, Латинской Америке и на Ближнем Востоке. Наша организация заслужила доверие зарубежных партнеров благодаря активной работе по организации мероприятий правозащитной тематики. Мы поддержали многие народы в их борьбе с внешними угрозами. От Сирии до ЮАР и от Венесуэлы до Аргентины у нас есть большое количество организаций, которые поддерживают с нами тесные контакты и мы проводим совместные мероприятия

4) Каковы цели антиглобалистского движения России?

Это общественно-политическое движение, выступающее за обеспечение полного суверенитета государств мира и, прежде всего, суверенитета самой России как самостоятельного игрока на политической, экономической и культурной арене мира. Движение ставит своей целью защиту традиционных нравственных ценностей и обеспечение всех аспектов безопасности России: социально-экономической, демографической, продовольственной и т.д. Деятельность организации направлена против монополизации отдельными странами или группами стран мировой системы взаимоотношений и управления, формируемого однополярного мира и диктата «одной правильной точки зрения» на мировые проблемы, способы их решения и пути развития человечества.

Антиглобалистское движение России поддерживает страны и народы, противостоящие диктату однополярного мира и стремящиеся предложить альтернативную повестку дня. Движение выступает за развитие международного сотрудничества и солидарности при уважительном отношении к другим народам, их суверенитету, системам ценностей и образу жизни в противовес текущим пагубным проявлениям «нового мирового порядка»: варварской эксплуатации большинства населения планеты, разрушению национальных суверенитетов и духовных основ общества, подавление суверенитета личности с помощью тотального электронного контроля.

5) Каков промежуток времени, о котором мы должны себе представлять, прикидывать, чтобы получить результаты, несколько лет, поколение, больше?

Мы уже достигли больших результатов в Сирии, Ливане, Венесуэле и других странах. Нет пределу к совершенствованию работы

6) Каковы основные препятствия для Движения?

Информационные компании против нас на западе и отсутствие материальной базы в должном количестве

7) Каковы решения препятствий?

Мы стараемся работать больше и привлекать средства из разных источников. Проводя мероприятия мы активно приглашаем все мировые сми

                      8) Много говорится о важности информации, медиа-войнах и т. д. Как происходит информационная война? Как мы можем измерить влияние информационной стратегии, выяснить, работает ли она или нет?

Я не хочу подробно касаться этого вопроса. Чистой информации в мире очень мало, журналисты выполняют роль пропагандистов, поэтому журналистика сменилась пропагандой.

9) Как вы думаете, почему, несмотря на усилия RT, Спутника и других, ненависть к России не утихает?

Ненависть к России не утихает потому что есть много проблем, которые не решает наша страна на внешнеполитической арене, особенно в части защиты своих экономических и политических интересов за рубежом. Не все решает пропаганда, многое решают конкретные дела

10) Как мы можем начать сотрудничество? Что  будем делать? С чего начнем?

Мы рады и приветствуем наше сотрудничество на паритетных началах. Перед нами стоит много сложных вопросов, думаю нам стоит сделать конкретный план действий и реализовывать его, особенно в информационной среде

COMPARTIR...

Nelyubov. Sin amor. La peliícula rusa proyectada durante el Festival de cine de Donosti

COMPARTIR...

Entre las películas proyectadas durante el Festival de cine de San Sebastián, hay una (en la Sección “Perlas”) que pienso merece ser presentada a los lectores de euskalrus. Se trata de Nelyubov, la última obra de Andrey Zvyagintsev, el director de cine que se hizo famoso en “Occidente” con “Leviathan”); y es una producción mixta de Rusia, Bélgica, Francia y Alemania de 127 minutos protagonizada por actores como Mayana Spivak, Alexey Rozin, Matvey Novikov, Marina Vasilyeva, Andris Keishs y Alexey Fateev.

La obra es interesante no tanto porque “Nelyubov, traducido al inglés en “Loveless” y en castellano “Sin amor” haya ganado el premio del Jurado en el Festival de Cannes, lo que consecuentemente le otorga prestigio. Sino porque presenta una mirada realista sobre la sociedad rusa de la “clase media” urbana y se presta a una interpretación simbólica importante.

La historia es tristemente banal dado que trata de la desaparición de un hijo durante una disputa odiosa entre los padres involucrados en un desagradable divorcio. Los padres, no tienen más remedio que sumar sus fuerzas para tratar de encontrar al hijo.

No se trata aquí de desvelar completamente la trama sino de fijarse por un lado en los protagonistas, en los caracteres del trasfondo del filme y finalmente en identificar a los símbolos para proponer una interpretación política de la película.

Los protagonistas principales no son oligarcas pero son relativamente adinerados, profesionales con trabajos estables y están perfectamente integrados en el mundo consumista y capitalista surgido de las cenizas de la Unión Soviética. Tienen, claramente, los rasgos de narcisismo y ensimismamiento individualista, típicos de todas las sociedades mal llamadas “occidentales”: representan en suma la “nueva” Rusia liberal post-soviética.

Los caracteres del trasfondo de Nelyubov en cambio, es decir la asociación de voluntarios que ofrece su tiempo, su energía, los que aguantan frío y lluvia para las operaciones de búsqueda del niño desaparecido presentan rasgos de solidaridad colectivos, espíritu de sacrificio y disciplina de hierro, que permite tener la esperanza de qué en el tipo de sociedad civil que se está construyendo en Rusia sigue guardando en sí, aquellas semillas de solidaridad ideológicamente a la base de la infraestructura de suporte cívico y social construida a lo largo de las décadas por el Estado soviético.

Como un fantasma que aparece de repente, el personaje de la abuela merece una palabra. Una “Stalin en faldas” como la definen el la peli, pero también una mujer profundamente religiosa que vive sola en una “dacha” aislada entra en la escena porque todos se creen que el niño, asumiendo que fuera en fuga y no secuestrado, podría haber ido a refugiarse en su casa. La “babushka” es el símbolo perfecto de la conciencia colectiva: dura y sin perdón hacia los errores de la pareja y por ende del país.

El final es llamativo: porque el nivel de sufrimiento individual de los padres converge con un trasfondo político también doloroso. Han pasado los años y los padres se han re-casado pero el hijo queda desaparecido. La televisión habla incesantemente de la guerra en Ucrania y en silencio, los padres tienen reacciones de frustración e impotencia. La pérdida del hijo y la pérdida de Ucrania son paralelos que se completan en la desesperación marcada por la impotencia.

Se dice que la esperanza es la última en morir… Esperemos que “Nelyubov” sea un símbolo de tiempos que cambian y que finalmente el silencioso poder de la culpabilidad haya entrado en las conciencias de las clases de nuevos ricos urbanos cuya falta de amor cara a su proprio pueblo ha sido de vergüenza.

Roberto Scarcia Amoretti

COMPARTIR...

ENTENDER A RUSIA

COMPARTIR...

Seguimos presentando otra contribución que esperamos pueda fortalecer la resistencia en contra de la Ruso-fobia imperante. Esta vez se trata de una entrevista con un investigador italiano, Paolo Borgognone, autor de un libro publicado en 2015: “Capire la Russia” o sea Entender a Rusia, Zambon Editor, 2015.

Como en el caso de Rogozin y de Starikov, la obra de Borgognone no ha sido traducida al castellano. No nos importa!

Lo que nos importa es que al menos el fondo de los argumentos de patriotas rusos y de no rusos admiradores de Rusia sean puestos a disposición de nuestros lectores. En este sentido se debe entender la entrevista que sigue con Paolo Borgognone.

Roberto Scarcia Amoretti

Por qué escribió este libro “Entender a Rusia”?

Paolo Borgognone: Pretendía, con la publicación de este libro, hacer algo en contra de la marea de ruso-fobia que en Occidente ha sido a lo largo de los siglos una especie de ideología estatal oficial en apoyo y legitimación del capitalismo y el imperialismo. Además, creo estar bastante al tanto de las corrientes políticas y espirituales históricas de Rusia que fueron objeto de mis estudios e intereses establecidos a través del tiempo.

¿Qué se debe entender de Rusia y qué entendiste tu?

P.B Creo que de Rusia y de los rusos se debe comprender primero la estructura nacional, eurasiática y por lo tanto peculiar y la característica de una nación multinacional, multilingüe y multireligiosa. El caleidoscopio ruso se mantiene unido desde la idea de formar un polo nacional y continental con sus peculiaridades, en muchos aspectos radicalmente alternativas a los intentos de Occidente de colonizar el mundo entero a imagen y semejanza del capitalismo liberal y la sociedad de mercado. Creo haber entiendo que Rusia es, hoy en día, el principal bastión internacional en contra de la globalización unipolar anglo-americana.

¿Qué tienen que entender los rusos sobre Rusia y qué es lo que no entienden?

P.B. Algunos rusos, saben si quieren ser mas anti-rusos que los americanos. Los rusos de clase media-alta (profesionales nuevos ricos de Moscú) no entienden nada de Rusia porque, oponiéndose a Putin en nombre de supuestos “valores liberales europeos”, es decir, de la ideología del dinero y del individualismo liberal, demuestran ser indiferentes a la estructura nacional rusa, que por definición es patriótica, comunitaria y colectivista. La Rusia “profunda”, y tradicional rechaza el individualismo y los módulos culturales simbólicos de la posmodernidad.

¿Qué tienen que entender los rusos acerca de los pro-rusos como nosotros?

P.B. En primer lugar, nuestra buena fe y el hecho de que nuestra atención a Rusia, su historia, sus tradiciones y su papel en el mundo es desinteresada y se mueve exclusivamente por factores de solidaridad a lo que son las bases políticas y culturales de la estructura nacional rusa.

¿Por qué los rusos no deberían desconfiar de nosotros después de la traición de “Occidente” a las promesas y incluso después haber tratando de ayudar a los revolucionarios de medio mundo durante su encarnación previa de Unión Soviética?

P.B. Creo que Rusia debería hacer más para ayudar a sus seguidores en todo el mundo. Sin embargo titubea y por varias razones: Rusia, a diferencia de los EE.UU., y los sionistas, no lo tiene ambiciones de dominación mundial, porque teme que esto conllevaría, para el país, un precio demasiado grande, un esfuerzo sustancial que también podría culminar como en 1991, con una nueva derrota histórica.

Recordemos que Rusia es un país que se ha levantado recientemente, y tal vez no del todo, de la catástrofe económica y social de los años noventa y del colapso de identidad de 1991. Rusia se está moviendo, a nivel internacional, con cuidado para evitar errores que podrían traer nuevas derrotas. Sin embargo, los acontecimientos de Siria nos enseñan que Rusia por fin ha superado el “síndrome de Afganistán”, ha comenzado a involucrar a hombres y medios militares en el exterior para defender sus intereses geopolíticos (lo ha hecho en Georgia en agosto de 2008 ) y este es un resultado inequívocamente positivo. Rusia ha roto el monopolio de los EE.UU. como la única potencia militar-político y económica capaz de influir en los destinos del mundo, pero no podemos pedir a Rusia de ser, o llegar a ser, lo que no es, una nueva versión de la URSS. Rusia es un país pragmático, no ideológico.

¿Cómo procediste a escribir este libro?

P.B. El libro “Entender a Rusia”, es antes de todo una crítica de las bases ideológicas del  concepto occidental, liberal, y de la mal llamada “sociedad abierta” (Soros), que está lista ahora, para inyectar en las sociedades verdaderos anti-valores que son los  que sustentan al capitalismo político y el individualismo cultural. Una verdadera estafa política y cultural que ha sido preparada durante décadas de incesante propaganda televisiva.

En el libro describí las políticas actuales que, en Rusia, aceptan o se oponen al concepto de “sociedad abierta”. Además, he querido reiteradamente precisar cómo es inútil tratar de analizar y comprender la estructura rusa basada en la perspectiva euro-céntrica,  es decir basadas en la dicotomía izquierda / derecha. En Rusia, de hecho, esta dicotomía no importa mucho. En Rusia existe un conflicto entre partidarios y opositores de la “sociedad abierta”.

Mientras que en Occidente la izquierda clásica, con algunas valientes excepciones, defiende los fundamentos culturales de la “sociedad abierta”, es decir, se suma entre los partidarios, más o menos consciente, de la globalización imperialista del capitalismo político-cultural, en Rusia el Partido Comunista (KPRF) es un opositor tenaz de la globalización y de la susodicha sociedad abierta. Rusia no es el Occidente, es una Nación Eurasiática Continental. Probablemente, cuando europeos entenderán esta estructura subyacente, les será más fácil sentir empatía con los rusos y, por consiguiente, dejaran las armas de la fobia y los prejuicios anti-rusos. Des-afortunadamente, para los liberales y para una parte muy sustancial de la izquierda, es muy difícil renunciar al narcisismo del ambiente cultural y empezar a pensar en términos de valores de fondo y no de abstractos “derechos de libertad” característicos de un individuo-consumidor modelado en torno a los estereotipos narcisistas y hedonistas de la televisión comercial.

Acompañanos paso a paso en su libro.

P.B. En “Entender a Rusia” he dedicado espacio al “eurasianismo” ya la figura política e intelectual de Aleksandr Dugin, filosofo y geopolítico. Dugin es uno de los pensadores más temidos y difamados en Occidente, pues la cuarta teoría política que ha expuesto, rechaza el liberalismo, es decir, el fundamento político-antropológico del capitalismo contemporáneo. Dugin y el “eurasianismo” son los principales enemigos de los teóricos de la “sociedad abierta” y sus apologistas.

Después el libro analiza con cierto detalle, el pensamiento político y filosófico de Gennadij Zjuganov, presidente del Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR) y la figura original, porque integra dentro de la estructura nacional rusa y eurasiática,

la tradición marxista-leninista. Ziuganov, de hecho, entre 1992 y 1994 puso en marcha un verdadero cambio de paradigma que ayudó a integrar el comunismo ruso en la tradición de los pueblos, y a desarrollar una crítica del capitalismo liberal que abarca también el nivel cultural y no sólo económico. El libro, a continuación, le confieren un amplio espacio a las corrientes de pensamiento que apoyan al presidente Putin, un líder patriótico y pragmático, cuya popularidad en el país es indiscutible, así como sus méritos de gobierno.

Vale la pena enumerar aquí algunos de los logros, principalmente en términos económicos, de Rusia desde 2000, es decir, el año en que Putin fue elegido presidente tras la catastrófica década de Eltsin.

En 1999, último año de la desastrosa administración de Eltsin, el PIB ruso era de 195.000 millones de dólares. En 2015, con Putin, el PIB ruso fue de 2.308 millones de dólares.

En 1999, la inflación en Rusia fue del 36,5 por ciento, en 2015 cayó al 6,5 por ciento. En 1999, el PIB pro-cáspita de Rusia fue de sólo $ 1,320 dólares por año, mientras que en 2015 ascendió a US $ 25.248, alcanzando así, al menos en las grandes ciudades del país, el promedio europeo.

En 1999, Rusia tenía reservas en oro y moneda extranjera por 12.600 millones de dólares, una ineficacia. En 2015, el oro ruso y las reservas en moneda extranjera ascendieron a $ 511 mil millones.

Por último, en 1999, la deuda pública rusa ascendía al 78 por ciento del PIB, en 2015 era la más pequeña del mundo, sólo el 12 por ciento del PIB.

Los resultados obtenidos por el gobierno de Putin en la economía han permitido a Rusia un rendimiento competitivo en el escenario geopolítico, lo que le permite ser capaz de desempeñar un papel destacado en la escena internacional, como contrapeso de Estados Unidos y la construcción de un sistema de relaciones internacionales marcadas por el multipolarismo. Las clases políticas, liberales, están particularmente descontentas con la recuperación económica y social de Rusia.

De hecho los liberales occidentales interpretaron Rusia como un gran bazar para poder despojar, siguiendo el ejemplo de lo que ocurrió después del colapso de la URSS y el lanzamiento de la privatización y el gobierno indirecto de los oligarcas pro-americanos (Jodorkovski, Berezovsky, etc.). Estos liberales occidentales sólo tienen simpatía para los rusos que pretenden hacer negocios con multinacionales occidentales en contra de los intereses nacionales de Rusia, su propio país.

El libro “Entender a Rusia” también habla de estos sectores de la clase media acomodada urbana, Moscovita tan queridos por los medios de comunicación liberales occidentales, estos mal llamados “demócratas” en  lucha contra el supuesto “autoritarismo” de Putin. En el libro se revela el papel de quinta columna americana y liberal, de esta “joven burguesía” Moscovita occidental-izada y en realidad constituida por un puñado de oportunistas codiciosos y con ganas de llegar a tener acceso indiscriminado a la industria americana del entretenimiento. Gente de clase media profesional, totalmente occidental-izadas en sus capas superiores, y estudiantes nihilistas, individualistas y “gadget-izados” pero carentes de valores y valor. Creo que los partidarios de Occidente en Rusia son residuales, la mayoría concentrados en los barrios ricos de Moscú y San Petersburgo.

Los oligarcas rusos, que salieron a la luz después de 1991, eran en su mayoría sionistas, pero este hecho fue completamente ignorado por los medios de comunicación. Sionismo y el capital oligárquico formaron una alianza de hierro en Rusia después de 1991. Uno de los más polémicos y discutidos entre los

oligarcas de la época, Boris Berezovskij, un gran partidario de Yeltsin y después, enemigo jurado de Putin, incluso tenía doble pasaporte ruso-israelí. Y Berezovsky no era un oligarca cualquiera, sino el amo de una porción sustancial de la economía y la

política rusa. Era un hombre influyente y poderoso, uno de los más ricos y temidos en Rusia. El papel del sionismo en la transición al capitalismo oligárquico-especulativo en Rusia es reconocido por el presidente del Partido Comunista de la Federación de Rusia (KPRF), Gennadij A. Zjuganov, quien desde la década de los noventa del siglo XX dijo:

“[…] nuestro pueblo no está ciego. No puede dejar de ver que la propagación del sionismo en el gobierno del estado ruso es una de las razones de la actual situación

catastrófica del país, el empobrecimiento en masa y el proceso de extinción de su pueblo. Zjuganov reconoció abiertamente el “papel destructivo de la capital sionista

en el colapso de la economía rusa y el robo de los bienes nacionales”.

Las palabras de Zyuganov le costaron al presidente del KPRF una acusación completamente inmerecida de “antisemitismo” y Boris Berezovsky incluso pidió en 1998 la disolución del Partido Comunista de la Federación de Rusia porque en su opinión se estaba “convirtiendo en un partido nazi”. Equipar la crítica del sionismo como una ideología, al anti-judaísmo como una forma de racismo es la coartada preferida de aquellos que no tienen argumentos para defender lo indefendible.

¿Qué espacio operativo debe emerger de su libro? Dicho brutalmente, qué es lo que tenemos que hacer?

P.B. Tenemos que empezar, mirando a Rusia por lo que es y no por lo que nos gustaría que fuera. Rusia no es la Unión Soviética, no es un Estado ideológico, es un país pluralista y, sobre todo, un sistema económico capitalista. Rusia es, sin embargo, en algunos de sus procedimientos internos sociales, un país profundamente unido a su memoria histórica y la tradición, y esto hace que sea menos permeable, que en los

países de la UE, a los estilos de vida, de consumo y el pensamiento liberal occidental de  importación americana. Una manera interesante de acercarse a Rusia sin  prejuicios es estudiar la historia de la cultura, la literatura y la religión. Rusia es, de hecho, un país donde la Iglesia ortodoxa, y también la tradicional sufí del Islam (en Rusia, de hecho, viven al menos 15 millones de musulmanes, que no son inmigrantes, sino ciudadanos rusos étnicos que viven allí desde hace siglos), puede jugar, entre las masas el papel de cemento social y sustituto ideológico del marxismo-leninismo después del desmantelamiento de la URSS.

Todo el mundo está hablando de guerra de información. Me parece que la información es como la comida, demasiado poco eres demasiado débil para luchar, demasiado (demasiado) eres demasiado gordo. En un caso como el otro no te puedes mover. Pero todo el esfuerzo de Russia Today están dando resultados que valen la pena invertir en tiempo, energía y dinero?

P.B. Creo que RT ha sido capaz de romper el monopolio americano sobre las noticias de última hora, y que hace reportajes de alta calidad. A Rusia le cuesta liberarse de la hegemonía de la agenda político-cultural dictada por los profesionales de los medios de comunicación de formación anglo-americana porque no es un estado ideológico y no tiene como Estados Unidos una ideología de teología-estado que desee exportar. Rusia es un país normal, mientras que Estados Unidos representa, con su mesianismo liberal, una peligrosa anomalía imperialista.

Por supuesto, los estadounidenses, o mejor dicho, los liberales, todavía tienen la primacía de la producción inmaterial, de la producción flexible. Por otra parte, son los liberales (algunos dirían “neo-liberales”) que inventaron el concepto de producción inmaterial, virtual y, por consiguiente, el capitalismo de consumo y de deseos.

Por qué los patriotas rusos no están unidos.

P.B. En Rusia hay patriotas de diferentes orígenes políticos e ideológicos de los patriotas eurasianistas pasando por los comunistas del PCFR y el Zhirinovsky nacional-populista. Estas fuerzas políticas no pueden unirse porque son la expresión de diferentes plataformas políticas y programáticas. Por ejemplo, creo que Putin es un nacionalista-globalista bastante coherente, mientras que Zyuganov es partidario del Estado comunista. No hay posibilidad de entendimiento, en la política económica, entre-globalistas nacionales de Rusia Unida y los comunistas (que son la principal fuerza de la oposición parlamentaria con 13 por ciento de los votos), pero todas las fuerzas políticas representadas en la proporción Duma apoya la idea de que Rusia debe mantener una política exterior basada en la salvaguardia de su independencia nacional y multipolarismo.

Si queremos entrar en detalles, hay un ejemplo doloroso. Hasta los patriotas del Donbass están fragmentados por diversas razones, entre ellas la dificultad objetiva de construir un estado funcional con estructuras e infraestructuras públicas, políticas, económicas y militares en tiempo y en presencia de una guerra interna espantosa, que surgió en 2014.

¿Podemos / debemos o no deberíamos formar “quintas columnas” pro-rusas por todas partes en Europa?

Absolutamente no. El término quinta columna es un término polémico que describe a aquellos que, por intereses económicos, o incluso estúpidamente, desempeñan el papel de agentes del colonialismo y la doctrina de la exportación de la “sociedad abierta” en el extranjero, en Rusia o en China o en Irán.

Lo que tenemos que hacer es, en la medida de lo posible, es respetar la historia, el lenguaje, las tradiciones religiosas y espirituales, la cultura y la evolución social de los pueblos como Rusia, que sentimos, de alguna manera, más similar a nuestra forma de pensar y de ser. Por otro lado, es nuestra tarea organizarnos, salvaguardando las especificidades ideológicas de cada uno, pero compartiendo lo que nos unen para romper el monopolio político en Europa, de las fuerzas ruso-fóbicas liberales.

Escenarios y escenarios futuros tanto en Rusia como entre nosotros de esta “galaxia” pro-rusa?

P.B. Es imposible esbozar ciertos escenarios. En cuanto a la propia Rusia, creo que la expansión de una clase media urbana interna orientada culturalmente hacia normas occidentales de consumismo  pueden ser un factor de riesgo para la estabilidad del país. Los problemas para Putin y sus sucesores vendrán cuando la gente comienza a olvidar el recuerdo de los problemas y la miseria de los noventa del siglo pasado. Cuando las clases medias urbanas rusas querrán más y más y más extravagantes bienes de consumo efímeros para satisfacer su propio narcisismo, y a continuación, comenzar a invocar el liberalismo y una nueva ola de la americanización, poniendo en crisis el liderazgo pragmático y no ideológico de la Federación Rusa. Mi esperanza es que el patriotismo de la Rusia profunda, de las capas populares y de la burguesía nacional urbana (y provincial) acabe por prevalecer, desarmando a los liberales. Es la tarea de todos los que se declaran admiradores de Rusia, incluso a nivel internacional, trabajar para mantener el árbol del patriotismo de modo que Rusia pueda todavía, durante mucho tiempo preservar su independencia y la riqueza de su historia y cultura.

COMPARTIR...

Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia

COMPARTIR...

Reseña del libro: Nikolai Starikov, Rouble Nationalization, the Way to Russian Freedom. Traducción al inglés del original ruso de Piter Publishing House 2013.

Reseña del libro: Nikolai Starikov, Rouble Nationalization, the Way to Russian Freedom. Traducción al inglés del original ruso de Piter Publishing House 2013.

Antes de entrar en el mérito de la obra de Nikolai Starikov hay que señalar que no ha habido, que sepamos, traducción al castellano. En la espera que pronto la haya, introducimos las ideas de Starikov a los lectores interesados y que no se atreven a atacar la versión rusa o la traducción inglesa, como llevamos haciendo desde este espacio de www.euskalrus-vesta.org desde la reseña de “Halcones de la Paz”, la autobiografía de otro influyente hombre político ruso, Dimitri Rogozin.

Los libros que logran presentar creíbles narrativas diferentes, en un contexto cultural marcado por el abrumador e totalitario cuento oficial acerca del sistema del poder en nuestros tiempos “digitales”, son des-afortunadamente pocos. Los libros que tienen el mérito de llevar un mensaje de interés internacionalista, a pesar de haber sido escritos para lectores de una lengua y cultura especifica son hasta lamentablemente raros.
Sin embargo, esta obra de Nikolai Starikov, el dirigente del partido político ruso de la “Grande Patria” es uno de estos raros casos. La “Nacionalización del Rublo. Camino de la libertad de Rusia” es una obra que desvela una mirada sobre un recorrido histórico e indica un camino de combate político que, aunque escrito para los rusos, podría ser benéfico para todas las naciones que aspiran a una soberanía completa, sin quizás ni peros.

En efecto, la soberanía de las naciones se declina, según la interpretación del autor, de manera que no debería de dejar a nadie indiferente, y consiste de cinco niveles ineludibles:
1) El nivel simbólico. El reconocimiento internacional del territorio de un país de parte de la comunidad internacional, los símbolos nacionales como el himno y los emblemas.
2) La soberanía diplomática, es decir la capacidad de perseguir una política internacional independiente: “la libertad de poder eligir a sus amigos y sus enemigos”.
3) La soberanía militar: “la capacidad de derrotar a un agresor y de garantizar seguridad a la propia nación y a sus aliados”.
4) La soberanía económica para garantizar el desarrollo autónomo de la nación.
5) La soberanía cultural. “Nuestra historia nos enseña que es la mas importante” subraya Starikov; “porque la falta de la soberanía cultural es el primer paso hacia el abismo”. “Occidente” lamenta el autor “era considerado (en los últimos años de la Urss) la ‘cuña de los sueños’, y nuestro país era despreciado en cuanto ‘sovok’ (palabra despreciativa para indicar ‘soviet’”.

El titulo, “Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia”, ya identifica el problema financiero del capitalismo y propone un camino de solución para recuperar la soberanía económica después de la caída de la Unión Soviética.
El autor identifica la naturaleza del problema, que no deja lugar a dudas o malentendidos acerca de uno de las principales problemas de nuestro mundo
“globalizado” y reducido a un juguete en las manos de una oligarquía financiera en un simple párrafo al inicio del libro:
“La emisión descontrolada de dinero respaldada por nada ha sido el sueño de los banqueros y prestamistas durante siglos. Este es el camino más corto a la dominación del mundo. Hoy este sueño se ha convertido en realidad. Todo el dinero del mundo está atado al dólar. Como resultado de la derrota en la Guerra Fría, Rusia fue privada de una parte significativa de su soberanía. El rublo ruso ya no pertenece al pueblo. La única manera de salir del callejón sin salida es cambiar la forma actual del sistema de emisión de dinero”.

A lo largo de los 12 capítulos del libro, Starikov propone de un lado, una serie de pasos para recuperar la soberanía económica de Rusia, después de haber, del otro, trazado el recorrido histórico que ha llevado al poderío global de la finanza Anglo-americana. Dicho de otra manera, la obra de Starikov es una creativa fusión de dos géneros: investigación histórica y de lo que en inglés se llama comúnmente “How-to book”, o sea un manual de instrucciones concretas, en este caso aplicables al cuerpo del Estado mediante la acción política. Simplificando aun mas  “La Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad” responde por medio de una serie de preguntas a dos cuestiones fundamentales para la Rusia actual: Qué ha pasado? Y, qué hacer?

Qué ha pasado?

Es claramente difícil sintetizar en pocas palabras una investigación que cubre varios siglos. Los capítulos de investigación histórica trazan la continuidad histórica desde aquel verdadero y relativamente desconocido delito de guante blanco que ha sido el invento de emisión de dinero en papel sin algún respaldo económico concreto a finales del siglo 17 con la creación del Banco de Inglaterra, hasta la dominación del dólar hoy día, y los efectos nefastos que dicho recorrido ha provocado a su patria rusa. Como las piezas aparentemente sin relación de un puzzle, eventos tan distintos como por ejemplo la colaboración de Mussolini con los servicios de inteligencia británicos, actividades de misteriosos personajes durante la revolución rusa, el acuerdo de Bretton Woods y la estructura del Fondo Monetario Internacional, la política británica hacia el imperio zarista, y hasta la presencia de francotiradores extranjeros en los techos de Moscu durante los trágicos días de 1993 que allanaron definitivamente la vía del poder a Eltsin, contribuyen a dar un cuadro coherente. Para decirlo con las palabras del autor son “las raíces de un único árbol”.
El árbol en cuestión seria un mondo marcado por la dominación económica y cultural de marca anglo-sajona.

Sabemos que en en los ámbitos de los medios “mainstream” se les suele tachar a estos argumentos de “teorías de la conspiración”; pero sabemos también que se trata de criticas intelectualmente cobardes para ahogar cualquier tipo de narrativas alternativas a aquellas presentadas como “la historia” oficial por los poderes “de facto”.
En Starikov, se encuentra en suma una valiosa revisión histórica de parte de aquellos,
quienes perdieron su patria y su potencial político colectivo a causa de lo que fundamentalmente fue un una guerra de propaganda disfrazada de caballo de Troya del cual salio’ la colonización financiera por medio de la tiranía del dólar.

Sin embargo, el valor de la obra de Starikov se mide también por lo que no dice textualmente pero que resultaría un lógico corolario a su razonamiento.
Quedándonos con la misma metáfora del autor, me parece que el sistema en que estamos es como un árbol con ramificaciones varias que tiene sus raíces en la reforma protestante inglesa y sus efectos culturales y socio-económicos.
Y esto también debería de interpelar a todos los “soberanistas” de patrias grandes o chicas o de naciones con o sin Estado.

Si quedaba ya claro para algunos de nosotros que la “globalización” no actúa en en términos culturalmente neutrales sino que conlleva consigo las formas claras de un marco arraigado en “valores” anglo-americanos, ahora, con el libro de Starikov en la mano, seria mas concreto hablar de “Anglo-balizacion”. El sistema de poder de hoy parece ser un simple “aggiornamento” (actualización) y consolidación del dominio anglo-sajón, desde la piratería inglesa a la tiranía del dólar americano con en tela de fondo la guerra la guerra psicológica (y de propaganda) en contra del adversario de turno desde la “Leyenda negra” en contra de España hasta la Ruso-fobia declarada de hoy pasando por todas las variopintas expresiones de Ruso-fobia disfrazada desde los anti-zaristas del liberalismo europeo hasta al anticomunismo anti-soviético.

Leyendo Starikov, (que no es un neo-bolchevique) esta’ claro que la guerra fría anti-soviética era alimentada por una adaptación propagandística de la “leyenda negra” anti-española de los siglos pasados a las características de la experiencia rusa de resistencia al sistema de dominación cultural y financiero anglo-sajón.

Qué hacer?
Nikolai Starikov propone cuatro pasos técnicos para recuperar la soberanía económica. En resumen se trata de:
1) Desvincular el rublo de las reservas globales. Salida de Rusia del Fondo Monetario Internacional. La emisión de rublos debe depender de de las necesidades concretas de la economía rusa.
2) Nacionalización del Banco Central que debe regular la circulación y la estabilidad de la moneda nacional. Un Banco Central no debe utilizar como reservas las acciones de otros países.
3) Los bienes y productos rusos se comercian en rublos. Ergo la nacionalización del rublo.
4) Reducción de precios de recursos naturales para cualquiera proyecto finalizado al desarrollo de Rusia. Ninguna participación en la organización Mundial de Comercio porque dificultaría bajar los precios de los recursos.
Paso previo es evidentemente la conquista del poder político por vía democrática y por eso esta el partido de la Grande Patria que Nikolai Starikov dirige.
El lamento de Nikolai Starikov por el estado de su patria nos explica la proteica
naturaleza de un proceso de dominación que se consolida a lo largo de la historia. Las soluciones que el autor de “Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia” propone, nos indican una vía hacia la soberanía nacional que podría ser nuestra también. Hay cuanto basta para decir que la obra de Starikov merece ser leída, estudiada e interpretada.

Roberto Scarcia Amoretti

COMPARTIR...

22 de junio-Día de la Memoria y de la tribulación, la fecha oficial de inicio de la Gran Guerra Patria.

COMPARTIR...

El 22 de junio, en Rusia, es uno de los días más trágicos en toda su historia. En este día en 1941 la Alemania nazi atacó a la Unión Soviética, y así comenzó la  guerra devastadora y de genocidio contra la Unión Soviética y otras naciones.  Gran Guerra Patria, que duraría 1418 días. ¡Sentimos admiración ante la gran hazaña, realizada por el pueblo soviético, en la Gran Guerra Patria! ¡Que se ilumine siempre la memoria de los caídos y gloria eterna al pueblo-vencedor!

Hoy en Moscú se iluminaron los 1418 velas tantas cuantos días duró la Gran Guerra Patria. “Velas de Memoria”

Vladimir Putin participó en la ceremonia de ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido en el Jardín de Alexander en Moscú.

La Unión Soviética luchó no sólo contra 80 millones de alemanes, sino que combatió contra parte de Europa, población que, a la excepción de “aliada ” Inglaterra y la Serbia partisana que no se rindió ante los alemanes, fue de alrededor de 400 millones de personas. Sólo la élite de las tropas de la Alemania nazi – las divisiones de las SS – aceptaron entre sus filas a 400 mil ” bestias rubias” de otros países, y en el ejército hitleriano entraron, de toda Europa, 1,8 millones de voluntarios, formando 59 divisiones, 23 de brigada y varias tropas y legiones nacionales . Las más elitistas de estas divisiones, en lugar de números, tenían nombres propios, que marcaban bien su origen nacional: “Wallonien”, “Galisziche”, “Lettische”, “Nordland”, “Niederland”, “Charlemagne” y otros.. Y todo esto, aparte de los aliados oficiales de Alemania, cuyos ejércitos, hombro con hombro, quemaban y robaban a la Unión Soviética entre ellos italianos, rumanos, húngaros, finlandeses, croatas; excepto los búlgaros, que en ese momento quemaban y robaban en la guerra contra Serbia. ¡Incluso los oficialmente neutrales españoles enviaron al asedio de Leningrado su “División Azul”!
Realmente combatíamos contra la Europa fascista, y ahora continúa la lucha con la campaña de desprestigio de la Gran Victoria y la humillación del papel de la URSS en nuestra victoria sobre el fascismo en la Segunda Guerra Mundial.
¡No está bien tener al anglosajón como enemigo, pero peor es tenerlo como amigo!
La historia “oficial” nos cuenta que la Segunda Guerra Mundial fue ganada por la URSS, pero también por sus aliados: USA e Inglaterra. Pero, hay que tener en cuenta que de la proporción de “Lend-lease”, únicamente el 4% de los recursos materiales fueron utilizados en el curso de la guerra, y que la mayor parte de la ayuda llegó en 1943, cuando las decisivas batallas de Stalingrado y de Kursk rompieron la espina dorsal del poderío de la Alemania Nazi. Y que no fue una ayuda desinteresada sino que la URSS y Rusia aun lo esta pagando. Efectivamente, nuestros teóricos “aliados” esperaron hasta el último momento, además, el segundo frente no fue abierto hasta 1944 cuando la fractura de la guerra ya se había producido. Y al final de la Guerra nuestros “aliados” bajaron inmediatamente “el telón de acero”
Sólo basta con comparar las pérdidas de la Unión Soviética que constituye en 26 600 000 de personas y tan sólo 700 000 entre estadounidenses e ingleses.
Los trágicos acontecimientos en el mundo denotan una despreciable intención de borrar la memoria del valor de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial para imponer una visión de la historia distorsionada en sentido marcadamente imperialista.
Después del colapso de la URSS la lista de las agresiones es larga, y refleja el nivel de la barbarie imperialista. La heroica resistencia de Donbass y de la República Árabe Siria es un testigo del valor de los pueblos que no renuncian a su soberanía política y cultural.

Nuestros relojes marcan la hora de coraje en reconocer la globalización capitalista dirigida por la finanza, la nueva cara de la vieja bestia esclavista.
Ha sonado la hora de ayudar a la Rusia que resiste. Y vamos a sacar las fuerzas de nuestra victoria para nuestra lucha.
La Historia nos pide sacar sus conclusiones y entender que el Mundo anglosajón con el lema “Divide y venceras” sigue triunfando; enfrentando los países y sacando los beneficios de las guerras que crean.
Vamos a dar la cara a nuestro enemigo común, y unirnos, para no permitir que el molino del sistema informativo imperialista acabe moliendo a nuestros hijos, para que los transforme en consumidores desalmados, sin raíces en el pasado y sin futuro digno, para que el sacrificio de millones de luchadores contra el fascismo no sea en vano!!!

COMPARTIR...

ANTIRRUSISMO: RETRATO DEL CINE Y TELEVISIÓN ANTIRRUSO

COMPARTIR...

gollivudEn el siglo XVI, en pleno apogeo del Imperio Español, empezaron a circular por Europa una serie de escritos y libelos que describían, con todo lujo de detalles, la crueldad, maldad, corrupción e inmoralidad a la que se entregaban los españoles, donde quiera que fueran. Dicha Leyenda Negra, en especial, se centraba en la conquista de América, en la cual se hablaba de las matanzas de indígenas, el expolio y la esclavización de los supervivientes. La Leyenda, que ya se había iniciado en el siglo XV en Italia, fue ampliamente difundida tanto por holandeses como por los ingleses, que veían en el floreciente Imperio Español una amenaza (Los holandeses deseaban independizarse de España y los ingleses buscaban su sitio en el nuevo orden establecido) Podríamos decir que fue la primera vez en la historia en la que se atacaba a un estado rival utilizando la propaganda. La difusión de dichos escritos fue amplia, teniendo en cuenta las limitaciones de la época. Se trataba de crear una opinión desfavorable al enemigo español, acusándole de todos los crímenes posibles y, de manera indirecta, fomentar un patriotismo contrario a dicho enemigo. Del éxito de dicha campaña puede dar fe que, incluso hoy en día, se sigue considerando la conquista de América como un acto de genocidio y saqueo (mientras que de lo mismo que hicieron los anglosajones, ampliado hasta las últimas consecuencias, apenas se habla)

Después de la segunda guerra mundial, cuando el valiente pueblo ruso dejó de ser tan amistoso, empezaron a difundirse una serie de historias y rumores acerca de lo que pasaba en la Unión Soviética. En los EEUU, se fomentó una psicosis anticomunista (y antirrusa), que se utilizó para depurar al país de espías, agentes antiamericanos y, naturalmente, de comunistas (el célebre Comité de Actividades Antiamericanas, del tristemente famoso senador McCarthy). Se editaron libros y panfletos y, sobre todo, se realizaron películas en las cuales los malos eran los rusos. Sin embargo, no fue hasta la década de los 70 y, sobre todo la de los 80 (durante la bicefalia Reagan- Thatcher), cuando la propaganda occidental y Hollywood en particular, puso toda la carne en el asador para desacreditar a la URSS y fomentar el patriotismo más burdo con el fin de frenar el comunismo, allá donde se encontrara. Da igual hablar en este artículo de rusos o comunistas, ya que para los propagandistas “aliados” (aunque la voz cantante la llevaban los yanquis, el resto de países satélites pusieron su granito de arena), no había diferencia alguna entre ellos. Así, no se hablaba de ucranianos, bielorrusos, kazajos o georgianos: todos eran rusos.

De todos los medios usados para difundir esta nueva Leyenda Negra antirrusa (o antisoviética o anticomunista), destacaron, por encima de todas, el cine y las series de televisión. Está claro que los artículos de opinión u otro tipo de publicaciones tiene una gran difusión en el público en general. Sin embargo, hace falta tener un mínimo de intelecto y formación cultural para captar todos los matices del mensaje que desea transmitir el escritor/articulista. Con el cine (o la televisión) no hace falta. Te lo dan todo hecho, bien mascado y muy simplificado: nosotros somos los buenos y ellos (los rusos) son los malos.

Rememorando mi niñez (gracias al artículo de Eurovisión) he recordado aquellas películas y series en las cuales se nos intentaba educar en lo malos que son los rusos y lo buenos (y listos) que son los americanos. Vistas ahora, no dejan de ser totalmente inverosímiles y ridículas. Me vienen a la memoria unas cuantas que, en sucesivos artículos intentaremos desgranar, aunque puedo adelantar que el argumento simplificado es el expuesto con anterioridad: los americanos son los buenos y los rusos son los malos.

Comenzaremos con una serie bastante paradigmática: Mascarada (Masquerade, 1983)

La serie en cuestión era bastante original en el punto de partida: una terna de espías estadounidenses se dedica a operaciones de sabotaje y contraespionaje, utilizando para ello a civiles especialistas en determinados campos profesionales. Tras un breve entrenamiento, estos aprendices de agentes secretos son capaces de desbaratar los abyectos planes del KGB, utilizando únicamente sus conocimientos y la ayuda de los agentes “titulares”. Rodada con la clásica estética de las series yanquis de los años 80, en algunos aspectos se decía que era una mezcla de las películas de 007 y Vacaciones en el mar. Lo realmente interesante de esta serie y que la hacía distinta a todo lo que se había filmado hasta ese momento, era que se quería transmitir la idea de que cualquier norteamericano medio era capaz de enfrentarse con éxito a espías y agentes enemigos, que se supone deberían estar buen entrenados. En este caso, y como regla general, los agentes enemigos son una panda de ineptos y tontos que se dejan engañar de la manera más simple. En el primer capítulo, tenemos a un general Soviético que está destinado a convertirse en el próximo jefe del KGB. La operación mascarada de este primer capítulo consiste en desacreditarle a los ojos de sus superiores. Como muestra, en el hotel donde se aloja cambian la conexión del agua de la ducha, de manera que al ir a ducharse, recibe un buen chorreón de alcohol. Cuando llama a sus subalternos, el agua fluye nuevamente, quedando el general como un borracho. En la escena final de ese primer capítulo, vemos al general detenido por su propia gente, mientras exclama fuera de sí: “¡esto es una mascarada!” Desde luego ya resulta difícil realizar semejante operación de despiste. En los capítulos sucesivos, como es típico en estas series, aparecen nuevos invitados y tramas nuevas. En todos ellos, se repite el patrón: agentes rusos (y aliados suyos) incapaces, torpes e idiotas, se enfrentan contra ciudadanos estadounidenses que, tras un breve entrenamiento, son capaces de enfrentarse a situaciones arriesgadas y salir airosos de ellas.

La serie, que trataba de fomentar entre la ciudadanía occidental la idea de que, con su colaboración, se puede contrarrestar el peligro comunista, no debió ser bien recibida por el público al que iba dirigida. Tal vez a ello se deba a la baja calidad artística de la serie, a pesar de contar entre su elenco con actores como Rod Taylor y Kirstie Alley y artistas invitados como Oliver Reed, Ernest Borgnine y Cybill Shepherd. Solo duró una temporada, con trece episodios. Como dice el refrán, lo bueno, si breve dos veces bueno. Y si es malo, cuanto más breve, mejor, añadiría yo.

COMPARTIR...

Errusiar Janaria, Ekainak 10 ean

COMPARTIR...

Errusiar janaria

Lagun eta kide maiteok!

Ekainaren 10 honetan, Errusiaren Eguna ospatzen dugularik, errusiar janaria dastatzera gonbidatu nahi zaituztegi.

Menua:

  1. “Borsch”- errusiako zopa
  2. Errusiar entsalada
  3. Gozoa krepe
  4. Fruta edari-Kompot
  • Kompot-bebida de frutas
    Kompot-bebida de frutas
  • Creps dulces
    Creps dulces
  • Ensaladilla Rusa
    Ensaladilla Rusa
  • Borsch-sopa rusa
    Borsch-sopa rusa

Menua 10 €

Esperanza Latina Zentruan elkartuko gara (Aizkorri kalea, 20 zkia., beheko pisua-Antiguo, 13.30etatik 16.00 etara.

Oraindik ongietorri eta ona proveche!!!

COMPARTIR...

Auténtica Cocina Rusa 10 de junio

COMPARTIR...

Cocina rusa logoAmigos y camaradas!!!

Con motivo del día de Rusia, este 10 de junio, os invitamos a disfrutar la genuina Cocina Rusa.

Menú

Primer plato: Sopa rusa – “Borsch”
Segundo plato: Ensaladilla Rusa
Postre: Crepes dulces (miel, mermelada, chocolate)
Bebida rusa: Compota (de frutas)

  • "Borsch"-Sopa Rusa
  • Ensaladilla Rusa
    Ensaladilla Rusa
  • "Blinis"-Crepes Dulces
  • Compot-Bebida de frutas
    Compot-Bebida de frutas

Menú 10 €

En el Centro “Esperanza Latina” , de 13.30 hasta 16.00, calle Aizkorri, 20 bajo (Antigio)

Bien venidos y buen proveche!!!

COMPARTIR...

Crónica del pasado 9 de mayo, Día de la Victoria.

COMPARTIR...

Amigas, amigos y camaradas! Un saludo fraterno y amistoso de parte de la Asociación Vesta a todos los que os habéis reunido con nosotros en este día tan especial.
Un día como este el 9 Mayo del 1945 terminaban 1418 días de guerra devastadora y de genocidio contra la Unión Soviética y otras naciones.
En esta simbólica fecha del 9 de Mayo, se celebra el  Día de la Victoria de la Unión Soviética contra la Alemania nazi y sus aliados fue nuestro deber sagrado recordar a los que con su heroico esfuerzo pagaron el precio en lágrimas y sangre, a los que pasaron hambre y frío para derrotar y vencer al agresor nazi.

imageнене

Este año, 2017 preparamos un programa que consistió en exhibir varias películas y documentales sobre la Gran Guerra Patria. Dado que muchos se han interesado en la película que se proyectó a las 16:30, el titulo de la misma es  Brestskaya krepost (“La fortaleza de Brest”, 2010), que nos narra el inicio de la agresión nazi, en sus primeros momentos. El film nos cuenta como fueron esos primeros días (desde 22 de junio 1941, 4.00 de la madrugada), con la sorpresa de ese ataque sin declaración de guerra, el sufrimiento de la guarnición que queda sitiado, los horrores y padecimiento de aquellos heroicos defensores que, con su resistencia, dieron cuatro días de oxigeno al Ejército Rojo y le permitió recuperarse del shock inicial. A las 19:00, antes de salir en manifestación, dimos un homenaje a nuestros abuelos y abuelas que defendieron nuestro país y fueron condecorados y a los vascos y vascas que formaron parte de las tropas de resistencia contra el fascismo alemán.

19.15 salimos para dar las gracias a todos los luchadores contra el fascismo, íbamos a manifestarnos y brindar homenaje a nuestros héroes y gloriar sus hazañas!

Discursos de la Asociación VESTA y Komite Euskal Herria Donbass

Desde la Asociación Vesta, queremos agradecer a todos aquellos que participaron y se manifestaron con nosotros; a todos los que nos ayudaron traduciendo documentos al euskera, haciendo presentaciones, prestándonos material necesario, repartiendo folletos y difundiendo nuestro acto. También por los consejos que nos han sido muy útiles. Y por supuesto, por el apoyo moral dado por algunos y algunas en cada paso de la preparación de esta celebración tan sagrada para nuestro país.

 

COMPARTIR...