ENTENDER A RUSIA

COMPARTIR...

Seguimos presentando otra contribución que esperamos pueda fortalecer la resistencia en contra de la Ruso-fobia imperante. Esta vez se trata de una entrevista con un investigador italiano, Paolo Borgognone, autor de un libro publicado en 2015: “Capire la Russia” o sea Entender a Rusia, Zambon Editor, 2015.

Como en el caso de Rogozin y de Starikov, la obra de Borgognone no ha sido traducida al castellano. No nos importa!

Lo que nos importa es que al menos el fondo de los argumentos de patriotas rusos y de no rusos admiradores de Rusia sean puestos a disposición de nuestros lectores. En este sentido se debe entender la entrevista que sigue con Paolo Borgognone.

Roberto Scarcia Amoretti

Por qué escribió este libro “Entender a Rusia”?

Paolo Borgognone: Pretendía, con la publicación de este libro, hacer algo en contra de la marea de ruso-fobia que en Occidente ha sido a lo largo de los siglos una especie de ideología estatal oficial en apoyo y legitimación del capitalismo y el imperialismo. Además, creo estar bastante al tanto de las corrientes políticas y espirituales históricas de Rusia que fueron objeto de mis estudios e intereses establecidos a través del tiempo.

¿Qué se debe entender de Rusia y qué entendiste tu?

P.B Creo que de Rusia y de los rusos se debe comprender primero la estructura nacional, eurasiática y por lo tanto peculiar y la característica de una nación multinacional, multilingüe y multireligiosa. El caleidoscopio ruso se mantiene unido desde la idea de formar un polo nacional y continental con sus peculiaridades, en muchos aspectos radicalmente alternativas a los intentos de Occidente de colonizar el mundo entero a imagen y semejanza del capitalismo liberal y la sociedad de mercado. Creo haber entiendo que Rusia es, hoy en día, el principal bastión internacional en contra de la globalización unipolar anglo-americana.

¿Qué tienen que entender los rusos sobre Rusia y qué es lo que no entienden?

P.B. Algunos rusos, saben si quieren ser mas anti-rusos que los americanos. Los rusos de clase media-alta (profesionales nuevos ricos de Moscú) no entienden nada de Rusia porque, oponiéndose a Putin en nombre de supuestos “valores liberales europeos”, es decir, de la ideología del dinero y del individualismo liberal, demuestran ser indiferentes a la estructura nacional rusa, que por definición es patriótica, comunitaria y colectivista. La Rusia “profunda”, y tradicional rechaza el individualismo y los módulos culturales simbólicos de la posmodernidad.

¿Qué tienen que entender los rusos acerca de los pro-rusos como nosotros?

P.B. En primer lugar, nuestra buena fe y el hecho de que nuestra atención a Rusia, su historia, sus tradiciones y su papel en el mundo es desinteresada y se mueve exclusivamente por factores de solidaridad a lo que son las bases políticas y culturales de la estructura nacional rusa.

¿Por qué los rusos no deberían desconfiar de nosotros después de la traición de “Occidente” a las promesas y incluso después haber tratando de ayudar a los revolucionarios de medio mundo durante su encarnación previa de Unión Soviética?

P.B. Creo que Rusia debería hacer más para ayudar a sus seguidores en todo el mundo. Sin embargo titubea y por varias razones: Rusia, a diferencia de los EE.UU., y los sionistas, no lo tiene ambiciones de dominación mundial, porque teme que esto conllevaría, para el país, un precio demasiado grande, un esfuerzo sustancial que también podría culminar como en 1991, con una nueva derrota histórica.

Recordemos que Rusia es un país que se ha levantado recientemente, y tal vez no del todo, de la catástrofe económica y social de los años noventa y del colapso de identidad de 1991. Rusia se está moviendo, a nivel internacional, con cuidado para evitar errores que podrían traer nuevas derrotas. Sin embargo, los acontecimientos de Siria nos enseñan que Rusia por fin ha superado el “síndrome de Afganistán”, ha comenzado a involucrar a hombres y medios militares en el exterior para defender sus intereses geopolíticos (lo ha hecho en Georgia en agosto de 2008 ) y este es un resultado inequívocamente positivo. Rusia ha roto el monopolio de los EE.UU. como la única potencia militar-político y económica capaz de influir en los destinos del mundo, pero no podemos pedir a Rusia de ser, o llegar a ser, lo que no es, una nueva versión de la URSS. Rusia es un país pragmático, no ideológico.

¿Cómo procediste a escribir este libro?

P.B. El libro “Entender a Rusia”, es antes de todo una crítica de las bases ideológicas del  concepto occidental, liberal, y de la mal llamada “sociedad abierta” (Soros), que está lista ahora, para inyectar en las sociedades verdaderos anti-valores que son los  que sustentan al capitalismo político y el individualismo cultural. Una verdadera estafa política y cultural que ha sido preparada durante décadas de incesante propaganda televisiva.

En el libro describí las políticas actuales que, en Rusia, aceptan o se oponen al concepto de “sociedad abierta”. Además, he querido reiteradamente precisar cómo es inútil tratar de analizar y comprender la estructura rusa basada en la perspectiva euro-céntrica,  es decir basadas en la dicotomía izquierda / derecha. En Rusia, de hecho, esta dicotomía no importa mucho. En Rusia existe un conflicto entre partidarios y opositores de la “sociedad abierta”.

Mientras que en Occidente la izquierda clásica, con algunas valientes excepciones, defiende los fundamentos culturales de la “sociedad abierta”, es decir, se suma entre los partidarios, más o menos consciente, de la globalización imperialista del capitalismo político-cultural, en Rusia el Partido Comunista (KPRF) es un opositor tenaz de la globalización y de la susodicha sociedad abierta. Rusia no es el Occidente, es una Nación Eurasiática Continental. Probablemente, cuando europeos entenderán esta estructura subyacente, les será más fácil sentir empatía con los rusos y, por consiguiente, dejaran las armas de la fobia y los prejuicios anti-rusos. Des-afortunadamente, para los liberales y para una parte muy sustancial de la izquierda, es muy difícil renunciar al narcisismo del ambiente cultural y empezar a pensar en términos de valores de fondo y no de abstractos “derechos de libertad” característicos de un individuo-consumidor modelado en torno a los estereotipos narcisistas y hedonistas de la televisión comercial.

Acompañanos paso a paso en su libro.

P.B. En “Entender a Rusia” he dedicado espacio al “eurasianismo” ya la figura política e intelectual de Aleksandr Dugin, filosofo y geopolítico. Dugin es uno de los pensadores más temidos y difamados en Occidente, pues la cuarta teoría política que ha expuesto, rechaza el liberalismo, es decir, el fundamento político-antropológico del capitalismo contemporáneo. Dugin y el “eurasianismo” son los principales enemigos de los teóricos de la “sociedad abierta” y sus apologistas.

Después el libro analiza con cierto detalle, el pensamiento político y filosófico de Gennadij Zjuganov, presidente del Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR) y la figura original, porque integra dentro de la estructura nacional rusa y eurasiática,

la tradición marxista-leninista. Ziuganov, de hecho, entre 1992 y 1994 puso en marcha un verdadero cambio de paradigma que ayudó a integrar el comunismo ruso en la tradición de los pueblos, y a desarrollar una crítica del capitalismo liberal que abarca también el nivel cultural y no sólo económico. El libro, a continuación, le confieren un amplio espacio a las corrientes de pensamiento que apoyan al presidente Putin, un líder patriótico y pragmático, cuya popularidad en el país es indiscutible, así como sus méritos de gobierno.

Vale la pena enumerar aquí algunos de los logros, principalmente en términos económicos, de Rusia desde 2000, es decir, el año en que Putin fue elegido presidente tras la catastrófica década de Eltsin.

En 1999, último año de la desastrosa administración de Eltsin, el PIB ruso era de 195.000 millones de dólares. En 2015, con Putin, el PIB ruso fue de 2.308 millones de dólares.

En 1999, la inflación en Rusia fue del 36,5 por ciento, en 2015 cayó al 6,5 por ciento. En 1999, el PIB pro-cáspita de Rusia fue de sólo $ 1,320 dólares por año, mientras que en 2015 ascendió a US $ 25.248, alcanzando así, al menos en las grandes ciudades del país, el promedio europeo.

En 1999, Rusia tenía reservas en oro y moneda extranjera por 12.600 millones de dólares, una ineficacia. En 2015, el oro ruso y las reservas en moneda extranjera ascendieron a $ 511 mil millones.

Por último, en 1999, la deuda pública rusa ascendía al 78 por ciento del PIB, en 2015 era la más pequeña del mundo, sólo el 12 por ciento del PIB.

Los resultados obtenidos por el gobierno de Putin en la economía han permitido a Rusia un rendimiento competitivo en el escenario geopolítico, lo que le permite ser capaz de desempeñar un papel destacado en la escena internacional, como contrapeso de Estados Unidos y la construcción de un sistema de relaciones internacionales marcadas por el multipolarismo. Las clases políticas, liberales, están particularmente descontentas con la recuperación económica y social de Rusia.

De hecho los liberales occidentales interpretaron Rusia como un gran bazar para poder despojar, siguiendo el ejemplo de lo que ocurrió después del colapso de la URSS y el lanzamiento de la privatización y el gobierno indirecto de los oligarcas pro-americanos (Jodorkovski, Berezovsky, etc.). Estos liberales occidentales sólo tienen simpatía para los rusos que pretenden hacer negocios con multinacionales occidentales en contra de los intereses nacionales de Rusia, su propio país.

El libro “Entender a Rusia” también habla de estos sectores de la clase media acomodada urbana, Moscovita tan queridos por los medios de comunicación liberales occidentales, estos mal llamados “demócratas” en  lucha contra el supuesto “autoritarismo” de Putin. En el libro se revela el papel de quinta columna americana y liberal, de esta “joven burguesía” Moscovita occidental-izada y en realidad constituida por un puñado de oportunistas codiciosos y con ganas de llegar a tener acceso indiscriminado a la industria americana del entretenimiento. Gente de clase media profesional, totalmente occidental-izadas en sus capas superiores, y estudiantes nihilistas, individualistas y “gadget-izados” pero carentes de valores y valor. Creo que los partidarios de Occidente en Rusia son residuales, la mayoría concentrados en los barrios ricos de Moscú y San Petersburgo.

Los oligarcas rusos, que salieron a la luz después de 1991, eran en su mayoría sionistas, pero este hecho fue completamente ignorado por los medios de comunicación. Sionismo y el capital oligárquico formaron una alianza de hierro en Rusia después de 1991. Uno de los más polémicos y discutidos entre los

oligarcas de la época, Boris Berezovskij, un gran partidario de Yeltsin y después, enemigo jurado de Putin, incluso tenía doble pasaporte ruso-israelí. Y Berezovsky no era un oligarca cualquiera, sino el amo de una porción sustancial de la economía y la

política rusa. Era un hombre influyente y poderoso, uno de los más ricos y temidos en Rusia. El papel del sionismo en la transición al capitalismo oligárquico-especulativo en Rusia es reconocido por el presidente del Partido Comunista de la Federación de Rusia (KPRF), Gennadij A. Zjuganov, quien desde la década de los noventa del siglo XX dijo:

“[…] nuestro pueblo no está ciego. No puede dejar de ver que la propagación del sionismo en el gobierno del estado ruso es una de las razones de la actual situación

catastrófica del país, el empobrecimiento en masa y el proceso de extinción de su pueblo. Zjuganov reconoció abiertamente el “papel destructivo de la capital sionista

en el colapso de la economía rusa y el robo de los bienes nacionales”.

Las palabras de Zyuganov le costaron al presidente del KPRF una acusación completamente inmerecida de “antisemitismo” y Boris Berezovsky incluso pidió en 1998 la disolución del Partido Comunista de la Federación de Rusia porque en su opinión se estaba “convirtiendo en un partido nazi”. Equipar la crítica del sionismo como una ideología, al anti-judaísmo como una forma de racismo es la coartada preferida de aquellos que no tienen argumentos para defender lo indefendible.

¿Qué espacio operativo debe emerger de su libro? Dicho brutalmente, qué es lo que tenemos que hacer?

P.B. Tenemos que empezar, mirando a Rusia por lo que es y no por lo que nos gustaría que fuera. Rusia no es la Unión Soviética, no es un Estado ideológico, es un país pluralista y, sobre todo, un sistema económico capitalista. Rusia es, sin embargo, en algunos de sus procedimientos internos sociales, un país profundamente unido a su memoria histórica y la tradición, y esto hace que sea menos permeable, que en los

países de la UE, a los estilos de vida, de consumo y el pensamiento liberal occidental de  importación americana. Una manera interesante de acercarse a Rusia sin  prejuicios es estudiar la historia de la cultura, la literatura y la religión. Rusia es, de hecho, un país donde la Iglesia ortodoxa, y también la tradicional sufí del Islam (en Rusia, de hecho, viven al menos 15 millones de musulmanes, que no son inmigrantes, sino ciudadanos rusos étnicos que viven allí desde hace siglos), puede jugar, entre las masas el papel de cemento social y sustituto ideológico del marxismo-leninismo después del desmantelamiento de la URSS.

Todo el mundo está hablando de guerra de información. Me parece que la información es como la comida, demasiado poco eres demasiado débil para luchar, demasiado (demasiado) eres demasiado gordo. En un caso como el otro no te puedes mover. Pero todo el esfuerzo de Russia Today están dando resultados que valen la pena invertir en tiempo, energía y dinero?

P.B. Creo que RT ha sido capaz de romper el monopolio americano sobre las noticias de última hora, y que hace reportajes de alta calidad. A Rusia le cuesta liberarse de la hegemonía de la agenda político-cultural dictada por los profesionales de los medios de comunicación de formación anglo-americana porque no es un estado ideológico y no tiene como Estados Unidos una ideología de teología-estado que desee exportar. Rusia es un país normal, mientras que Estados Unidos representa, con su mesianismo liberal, una peligrosa anomalía imperialista.

Por supuesto, los estadounidenses, o mejor dicho, los liberales, todavía tienen la primacía de la producción inmaterial, de la producción flexible. Por otra parte, son los liberales (algunos dirían “neo-liberales”) que inventaron el concepto de producción inmaterial, virtual y, por consiguiente, el capitalismo de consumo y de deseos.

Por qué los patriotas rusos no están unidos.

P.B. En Rusia hay patriotas de diferentes orígenes políticos e ideológicos de los patriotas eurasianistas pasando por los comunistas del PCFR y el Zhirinovsky nacional-populista. Estas fuerzas políticas no pueden unirse porque son la expresión de diferentes plataformas políticas y programáticas. Por ejemplo, creo que Putin es un nacionalista-globalista bastante coherente, mientras que Zyuganov es partidario del Estado comunista. No hay posibilidad de entendimiento, en la política económica, entre-globalistas nacionales de Rusia Unida y los comunistas (que son la principal fuerza de la oposición parlamentaria con 13 por ciento de los votos), pero todas las fuerzas políticas representadas en la proporción Duma apoya la idea de que Rusia debe mantener una política exterior basada en la salvaguardia de su independencia nacional y multipolarismo.

Si queremos entrar en detalles, hay un ejemplo doloroso. Hasta los patriotas del Donbass están fragmentados por diversas razones, entre ellas la dificultad objetiva de construir un estado funcional con estructuras e infraestructuras públicas, políticas, económicas y militares en tiempo y en presencia de una guerra interna espantosa, que surgió en 2014.

¿Podemos / debemos o no deberíamos formar “quintas columnas” pro-rusas por todas partes en Europa?

Absolutamente no. El término quinta columna es un término polémico que describe a aquellos que, por intereses económicos, o incluso estúpidamente, desempeñan el papel de agentes del colonialismo y la doctrina de la exportación de la “sociedad abierta” en el extranjero, en Rusia o en China o en Irán.

Lo que tenemos que hacer es, en la medida de lo posible, es respetar la historia, el lenguaje, las tradiciones religiosas y espirituales, la cultura y la evolución social de los pueblos como Rusia, que sentimos, de alguna manera, más similar a nuestra forma de pensar y de ser. Por otro lado, es nuestra tarea organizarnos, salvaguardando las especificidades ideológicas de cada uno, pero compartiendo lo que nos unen para romper el monopolio político en Europa, de las fuerzas ruso-fóbicas liberales.

Escenarios y escenarios futuros tanto en Rusia como entre nosotros de esta “galaxia” pro-rusa?

P.B. Es imposible esbozar ciertos escenarios. En cuanto a la propia Rusia, creo que la expansión de una clase media urbana interna orientada culturalmente hacia normas occidentales de consumismo  pueden ser un factor de riesgo para la estabilidad del país. Los problemas para Putin y sus sucesores vendrán cuando la gente comienza a olvidar el recuerdo de los problemas y la miseria de los noventa del siglo pasado. Cuando las clases medias urbanas rusas querrán más y más y más extravagantes bienes de consumo efímeros para satisfacer su propio narcisismo, y a continuación, comenzar a invocar el liberalismo y una nueva ola de la americanización, poniendo en crisis el liderazgo pragmático y no ideológico de la Federación Rusa. Mi esperanza es que el patriotismo de la Rusia profunda, de las capas populares y de la burguesía nacional urbana (y provincial) acabe por prevalecer, desarmando a los liberales. Es la tarea de todos los que se declaran admiradores de Rusia, incluso a nivel internacional, trabajar para mantener el árbol del patriotismo de modo que Rusia pueda todavía, durante mucho tiempo preservar su independencia y la riqueza de su historia y cultura.

COMPARTIR...

Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia

COMPARTIR...

Reseña del libro: Nikolai Starikov, Rouble Nationalization, the Way to Russian Freedom. Traducción al inglés del original ruso de Piter Publishing House 2013.

Reseña del libro: Nikolai Starikov, Rouble Nationalization, the Way to Russian Freedom. Traducción al inglés del original ruso de Piter Publishing House 2013.

Antes de entrar en el mérito de la obra de Nikolai Starikov hay que señalar que no ha habido, que sepamos, traducción al castellano. En la espera que pronto la haya, introducimos las ideas de Starikov a los lectores interesados y que no se atreven a atacar la versión rusa o la traducción inglesa, como llevamos haciendo desde este espacio de www.euskalrus-vesta.org desde la reseña de “Halcones de la Paz”, la autobiografía de otro influyente hombre político ruso, Dimitri Rogozin.

Los libros que logran presentar creíbles narrativas diferentes, en un contexto cultural marcado por el abrumador e totalitario cuento oficial acerca del sistema del poder en nuestros tiempos “digitales”, son des-afortunadamente pocos. Los libros que tienen el mérito de llevar un mensaje de interés internacionalista, a pesar de haber sido escritos para lectores de una lengua y cultura especifica son hasta lamentablemente raros.
Sin embargo, esta obra de Nikolai Starikov, el dirigente del partido político ruso de la “Grande Patria” es uno de estos raros casos. La “Nacionalización del Rublo. Camino de la libertad de Rusia” es una obra que desvela una mirada sobre un recorrido histórico e indica un camino de combate político que, aunque escrito para los rusos, podría ser benéfico para todas las naciones que aspiran a una soberanía completa, sin quizás ni peros.

En efecto, la soberanía de las naciones se declina, según la interpretación del autor, de manera que no debería de dejar a nadie indiferente, y consiste de cinco niveles ineludibles:
1) El nivel simbólico. El reconocimiento internacional del territorio de un país de parte de la comunidad internacional, los símbolos nacionales como el himno y los emblemas.
2) La soberanía diplomática, es decir la capacidad de perseguir una política internacional independiente: “la libertad de poder eligir a sus amigos y sus enemigos”.
3) La soberanía militar: “la capacidad de derrotar a un agresor y de garantizar seguridad a la propia nación y a sus aliados”.
4) La soberanía económica para garantizar el desarrollo autónomo de la nación.
5) La soberanía cultural. “Nuestra historia nos enseña que es la mas importante” subraya Starikov; “porque la falta de la soberanía cultural es el primer paso hacia el abismo”. “Occidente” lamenta el autor “era considerado (en los últimos años de la Urss) la ‘cuña de los sueños’, y nuestro país era despreciado en cuanto ‘sovok’ (palabra despreciativa para indicar ‘soviet’”.

El titulo, “Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia”, ya identifica el problema financiero del capitalismo y propone un camino de solución para recuperar la soberanía económica después de la caída de la Unión Soviética.
El autor identifica la naturaleza del problema, que no deja lugar a dudas o malentendidos acerca de uno de las principales problemas de nuestro mundo
“globalizado” y reducido a un juguete en las manos de una oligarquía financiera en un simple párrafo al inicio del libro:
“La emisión descontrolada de dinero respaldada por nada ha sido el sueño de los banqueros y prestamistas durante siglos. Este es el camino más corto a la dominación del mundo. Hoy este sueño se ha convertido en realidad. Todo el dinero del mundo está atado al dólar. Como resultado de la derrota en la Guerra Fría, Rusia fue privada de una parte significativa de su soberanía. El rublo ruso ya no pertenece al pueblo. La única manera de salir del callejón sin salida es cambiar la forma actual del sistema de emisión de dinero”.

A lo largo de los 12 capítulos del libro, Starikov propone de un lado, una serie de pasos para recuperar la soberanía económica de Rusia, después de haber, del otro, trazado el recorrido histórico que ha llevado al poderío global de la finanza Anglo-americana. Dicho de otra manera, la obra de Starikov es una creativa fusión de dos géneros: investigación histórica y de lo que en inglés se llama comúnmente “How-to book”, o sea un manual de instrucciones concretas, en este caso aplicables al cuerpo del Estado mediante la acción política. Simplificando aun mas  “La Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad” responde por medio de una serie de preguntas a dos cuestiones fundamentales para la Rusia actual: Qué ha pasado? Y, qué hacer?

Qué ha pasado?

Es claramente difícil sintetizar en pocas palabras una investigación que cubre varios siglos. Los capítulos de investigación histórica trazan la continuidad histórica desde aquel verdadero y relativamente desconocido delito de guante blanco que ha sido el invento de emisión de dinero en papel sin algún respaldo económico concreto a finales del siglo 17 con la creación del Banco de Inglaterra, hasta la dominación del dólar hoy día, y los efectos nefastos que dicho recorrido ha provocado a su patria rusa. Como las piezas aparentemente sin relación de un puzzle, eventos tan distintos como por ejemplo la colaboración de Mussolini con los servicios de inteligencia británicos, actividades de misteriosos personajes durante la revolución rusa, el acuerdo de Bretton Woods y la estructura del Fondo Monetario Internacional, la política británica hacia el imperio zarista, y hasta la presencia de francotiradores extranjeros en los techos de Moscu durante los trágicos días de 1993 que allanaron definitivamente la vía del poder a Eltsin, contribuyen a dar un cuadro coherente. Para decirlo con las palabras del autor son “las raíces de un único árbol”.
El árbol en cuestión seria un mondo marcado por la dominación económica y cultural de marca anglo-sajona.

Sabemos que en en los ámbitos de los medios “mainstream” se les suele tachar a estos argumentos de “teorías de la conspiración”; pero sabemos también que se trata de criticas intelectualmente cobardes para ahogar cualquier tipo de narrativas alternativas a aquellas presentadas como “la historia” oficial por los poderes “de facto”.
En Starikov, se encuentra en suma una valiosa revisión histórica de parte de aquellos,
quienes perdieron su patria y su potencial político colectivo a causa de lo que fundamentalmente fue un una guerra de propaganda disfrazada de caballo de Troya del cual salio’ la colonización financiera por medio de la tiranía del dólar.

Sin embargo, el valor de la obra de Starikov se mide también por lo que no dice textualmente pero que resultaría un lógico corolario a su razonamiento.
Quedándonos con la misma metáfora del autor, me parece que el sistema en que estamos es como un árbol con ramificaciones varias que tiene sus raíces en la reforma protestante inglesa y sus efectos culturales y socio-económicos.
Y esto también debería de interpelar a todos los “soberanistas” de patrias grandes o chicas o de naciones con o sin Estado.

Si quedaba ya claro para algunos de nosotros que la “globalización” no actúa en en términos culturalmente neutrales sino que conlleva consigo las formas claras de un marco arraigado en “valores” anglo-americanos, ahora, con el libro de Starikov en la mano, seria mas concreto hablar de “Anglo-balizacion”. El sistema de poder de hoy parece ser un simple “aggiornamento” (actualización) y consolidación del dominio anglo-sajón, desde la piratería inglesa a la tiranía del dólar americano con en tela de fondo la guerra la guerra psicológica (y de propaganda) en contra del adversario de turno desde la “Leyenda negra” en contra de España hasta la Ruso-fobia declarada de hoy pasando por todas las variopintas expresiones de Ruso-fobia disfrazada desde los anti-zaristas del liberalismo europeo hasta al anticomunismo anti-soviético.

Leyendo Starikov, (que no es un neo-bolchevique) esta’ claro que la guerra fría anti-soviética era alimentada por una adaptación propagandística de la “leyenda negra” anti-española de los siglos pasados a las características de la experiencia rusa de resistencia al sistema de dominación cultural y financiero anglo-sajón.

Qué hacer?
Nikolai Starikov propone cuatro pasos técnicos para recuperar la soberanía económica. En resumen se trata de:
1) Desvincular el rublo de las reservas globales. Salida de Rusia del Fondo Monetario Internacional. La emisión de rublos debe depender de de las necesidades concretas de la economía rusa.
2) Nacionalización del Banco Central que debe regular la circulación y la estabilidad de la moneda nacional. Un Banco Central no debe utilizar como reservas las acciones de otros países.
3) Los bienes y productos rusos se comercian en rublos. Ergo la nacionalización del rublo.
4) Reducción de precios de recursos naturales para cualquiera proyecto finalizado al desarrollo de Rusia. Ninguna participación en la organización Mundial de Comercio porque dificultaría bajar los precios de los recursos.
Paso previo es evidentemente la conquista del poder político por vía democrática y por eso esta el partido de la Grande Patria que Nikolai Starikov dirige.
El lamento de Nikolai Starikov por el estado de su patria nos explica la proteica
naturaleza de un proceso de dominación que se consolida a lo largo de la historia. Las soluciones que el autor de “Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia” propone, nos indican una vía hacia la soberanía nacional que podría ser nuestra también. Hay cuanto basta para decir que la obra de Starikov merece ser leída, estudiada e interpretada.

Roberto Scarcia Amoretti

COMPARTIR...

22 de junio-Día de la Memoria y de la tribulación, la fecha oficial de inicio de la Gran Guerra Patria.

COMPARTIR...

El 22 de junio, en Rusia, es uno de los días más trágicos en toda su historia. En este día en 1941 la Alemania nazi atacó a la Unión Soviética, y así comenzó la  guerra devastadora y de genocidio contra la Unión Soviética y otras naciones.  Gran Guerra Patria, que duraría 1418 días. ¡Sentimos admiración ante la gran hazaña, realizada por el pueblo soviético, en la Gran Guerra Patria! ¡Que se ilumine siempre la memoria de los caídos y gloria eterna al pueblo-vencedor!

Hoy en Moscú se iluminaron los 1418 velas tantas cuantos días duró la Gran Guerra Patria. “Velas de Memoria”

Vladimir Putin participó en la ceremonia de ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido en el Jardín de Alexander en Moscú.

La Unión Soviética luchó no sólo contra 80 millones de alemanes, sino que combatió contra parte de Europa, población que, a la excepción de “aliada ” Inglaterra y la Serbia partisana que no se rindió ante los alemanes, fue de alrededor de 400 millones de personas. Sólo la élite de las tropas de la Alemania nazi – las divisiones de las SS – aceptaron entre sus filas a 400 mil ” bestias rubias” de otros países, y en el ejército hitleriano entraron, de toda Europa, 1,8 millones de voluntarios, formando 59 divisiones, 23 de brigada y varias tropas y legiones nacionales . Las más elitistas de estas divisiones, en lugar de números, tenían nombres propios, que marcaban bien su origen nacional: “Wallonien”, “Galisziche”, “Lettische”, “Nordland”, “Niederland”, “Charlemagne” y otros.. Y todo esto, aparte de los aliados oficiales de Alemania, cuyos ejércitos, hombro con hombro, quemaban y robaban a la Unión Soviética entre ellos italianos, rumanos, húngaros, finlandeses, croatas; excepto los búlgaros, que en ese momento quemaban y robaban en la guerra contra Serbia. ¡Incluso los oficialmente neutrales españoles enviaron al asedio de Leningrado su “División Azul”!
Realmente combatíamos contra la Europa fascista, y ahora continúa la lucha con la campaña de desprestigio de la Gran Victoria y la humillación del papel de la URSS en nuestra victoria sobre el fascismo en la Segunda Guerra Mundial.
¡No está bien tener al anglosajón como enemigo, pero peor es tenerlo como amigo!
La historia “oficial” nos cuenta que la Segunda Guerra Mundial fue ganada por la URSS, pero también por sus aliados: USA e Inglaterra. Pero, hay que tener en cuenta que de la proporción de “Lend-lease”, únicamente el 4% de los recursos materiales fueron utilizados en el curso de la guerra, y que la mayor parte de la ayuda llegó en 1943, cuando las decisivas batallas de Stalingrado y de Kursk rompieron la espina dorsal del poderío de la Alemania Nazi. Y que no fue una ayuda desinteresada sino que la URSS y Rusia aun lo esta pagando. Efectivamente, nuestros teóricos “aliados” esperaron hasta el último momento, además, el segundo frente no fue abierto hasta 1944 cuando la fractura de la guerra ya se había producido. Y al final de la Guerra nuestros “aliados” bajaron inmediatamente “el telón de acero”
Sólo basta con comparar las pérdidas de la Unión Soviética que constituye en 26 600 000 de personas y tan sólo 700 000 entre estadounidenses e ingleses.
Los trágicos acontecimientos en el mundo denotan una despreciable intención de borrar la memoria del valor de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial para imponer una visión de la historia distorsionada en sentido marcadamente imperialista.
Después del colapso de la URSS la lista de las agresiones es larga, y refleja el nivel de la barbarie imperialista. La heroica resistencia de Donbass y de la República Árabe Siria es un testigo del valor de los pueblos que no renuncian a su soberanía política y cultural.

Nuestros relojes marcan la hora de coraje en reconocer la globalización capitalista dirigida por la finanza, la nueva cara de la vieja bestia esclavista.
Ha sonado la hora de ayudar a la Rusia que resiste. Y vamos a sacar las fuerzas de nuestra victoria para nuestra lucha.
La Historia nos pide sacar sus conclusiones y entender que el Mundo anglosajón con el lema “Divide y venceras” sigue triunfando; enfrentando los países y sacando los beneficios de las guerras que crean.
Vamos a dar la cara a nuestro enemigo común, y unirnos, para no permitir que el molino del sistema informativo imperialista acabe moliendo a nuestros hijos, para que los transforme en consumidores desalmados, sin raíces en el pasado y sin futuro digno, para que el sacrificio de millones de luchadores contra el fascismo no sea en vano!!!

COMPARTIR...

ANTIRRUSISMO: RETRATO DEL CINE Y TELEVISIÓN ANTIRRUSO

COMPARTIR...

gollivudEn el siglo XVI, en pleno apogeo del Imperio Español, empezaron a circular por Europa una serie de escritos y libelos que describían, con todo lujo de detalles, la crueldad, maldad, corrupción e inmoralidad a la que se entregaban los españoles, donde quiera que fueran. Dicha Leyenda Negra, en especial, se centraba en la conquista de América, en la cual se hablaba de las matanzas de indígenas, el expolio y la esclavización de los supervivientes. La Leyenda, que ya se había iniciado en el siglo XV en Italia, fue ampliamente difundida tanto por holandeses como por los ingleses, que veían en el floreciente Imperio Español una amenaza (Los holandeses deseaban independizarse de España y los ingleses buscaban su sitio en el nuevo orden establecido) Podríamos decir que fue la primera vez en la historia en la que se atacaba a un estado rival utilizando la propaganda. La difusión de dichos escritos fue amplia, teniendo en cuenta las limitaciones de la época. Se trataba de crear una opinión desfavorable al enemigo español, acusándole de todos los crímenes posibles y, de manera indirecta, fomentar un patriotismo contrario a dicho enemigo. Del éxito de dicha campaña puede dar fe que, incluso hoy en día, se sigue considerando la conquista de América como un acto de genocidio y saqueo (mientras que de lo mismo que hicieron los anglosajones, ampliado hasta las últimas consecuencias, apenas se habla)

Después de la segunda guerra mundial, cuando el valiente pueblo ruso dejó de ser tan amistoso, empezaron a difundirse una serie de historias y rumores acerca de lo que pasaba en la Unión Soviética. En los EEUU, se fomentó una psicosis anticomunista (y antirrusa), que se utilizó para depurar al país de espías, agentes antiamericanos y, naturalmente, de comunistas (el célebre Comité de Actividades Antiamericanas, del tristemente famoso senador McCarthy). Se editaron libros y panfletos y, sobre todo, se realizaron películas en las cuales los malos eran los rusos. Sin embargo, no fue hasta la década de los 70 y, sobre todo la de los 80 (durante la bicefalia Reagan- Thatcher), cuando la propaganda occidental y Hollywood en particular, puso toda la carne en el asador para desacreditar a la URSS y fomentar el patriotismo más burdo con el fin de frenar el comunismo, allá donde se encontrara. Da igual hablar en este artículo de rusos o comunistas, ya que para los propagandistas “aliados” (aunque la voz cantante la llevaban los yanquis, el resto de países satélites pusieron su granito de arena), no había diferencia alguna entre ellos. Así, no se hablaba de ucranianos, bielorrusos, kazajos o georgianos: todos eran rusos.

De todos los medios usados para difundir esta nueva Leyenda Negra antirrusa (o antisoviética o anticomunista), destacaron, por encima de todas, el cine y las series de televisión. Está claro que los artículos de opinión u otro tipo de publicaciones tiene una gran difusión en el público en general. Sin embargo, hace falta tener un mínimo de intelecto y formación cultural para captar todos los matices del mensaje que desea transmitir el escritor/articulista. Con el cine (o la televisión) no hace falta. Te lo dan todo hecho, bien mascado y muy simplificado: nosotros somos los buenos y ellos (los rusos) son los malos.

Rememorando mi niñez (gracias al artículo de Eurovisión) he recordado aquellas películas y series en las cuales se nos intentaba educar en lo malos que son los rusos y lo buenos (y listos) que son los americanos. Vistas ahora, no dejan de ser totalmente inverosímiles y ridículas. Me vienen a la memoria unas cuantas que, en sucesivos artículos intentaremos desgranar, aunque puedo adelantar que el argumento simplificado es el expuesto con anterioridad: los americanos son los buenos y los rusos son los malos.

Comenzaremos con una serie bastante paradigmática: Mascarada (Masquerade, 1983)

La serie en cuestión era bastante original en el punto de partida: una terna de espías estadounidenses se dedica a operaciones de sabotaje y contraespionaje, utilizando para ello a civiles especialistas en determinados campos profesionales. Tras un breve entrenamiento, estos aprendices de agentes secretos son capaces de desbaratar los abyectos planes del KGB, utilizando únicamente sus conocimientos y la ayuda de los agentes “titulares”. Rodada con la clásica estética de las series yanquis de los años 80, en algunos aspectos se decía que era una mezcla de las películas de 007 y Vacaciones en el mar. Lo realmente interesante de esta serie y que la hacía distinta a todo lo que se había filmado hasta ese momento, era que se quería transmitir la idea de que cualquier norteamericano medio era capaz de enfrentarse con éxito a espías y agentes enemigos, que se supone deberían estar buen entrenados. En este caso, y como regla general, los agentes enemigos son una panda de ineptos y tontos que se dejan engañar de la manera más simple. En el primer capítulo, tenemos a un general Soviético que está destinado a convertirse en el próximo jefe del KGB. La operación mascarada de este primer capítulo consiste en desacreditarle a los ojos de sus superiores. Como muestra, en el hotel donde se aloja cambian la conexión del agua de la ducha, de manera que al ir a ducharse, recibe un buen chorreón de alcohol. Cuando llama a sus subalternos, el agua fluye nuevamente, quedando el general como un borracho. En la escena final de ese primer capítulo, vemos al general detenido por su propia gente, mientras exclama fuera de sí: “¡esto es una mascarada!” Desde luego ya resulta difícil realizar semejante operación de despiste. En los capítulos sucesivos, como es típico en estas series, aparecen nuevos invitados y tramas nuevas. En todos ellos, se repite el patrón: agentes rusos (y aliados suyos) incapaces, torpes e idiotas, se enfrentan contra ciudadanos estadounidenses que, tras un breve entrenamiento, son capaces de enfrentarse a situaciones arriesgadas y salir airosos de ellas.

La serie, que trataba de fomentar entre la ciudadanía occidental la idea de que, con su colaboración, se puede contrarrestar el peligro comunista, no debió ser bien recibida por el público al que iba dirigida. Tal vez a ello se deba a la baja calidad artística de la serie, a pesar de contar entre su elenco con actores como Rod Taylor y Kirstie Alley y artistas invitados como Oliver Reed, Ernest Borgnine y Cybill Shepherd. Solo duró una temporada, con trece episodios. Como dice el refrán, lo bueno, si breve dos veces bueno. Y si es malo, cuanto más breve, mejor, añadiría yo.

COMPARTIR...

Errusiar Janaria, Ekainak 10 ean

COMPARTIR...

Errusiar janaria

Lagun eta kide maiteok!

Ekainaren 10 honetan, Errusiaren Eguna ospatzen dugularik, errusiar janaria dastatzera gonbidatu nahi zaituztegi.

Menua:

  1. “Borsch”- errusiako zopa
  2. Errusiar entsalada
  3. Gozoa krepe
  4. Fruta edari-Kompot
  • Kompot-bebida de frutas
    Kompot-bebida de frutas
  • Creps dulces
    Creps dulces
  • Ensaladilla Rusa
    Ensaladilla Rusa
  • Borsch-sopa rusa
    Borsch-sopa rusa

Menua 10 €

Esperanza Latina Zentruan elkartuko gara (Aizkorri kalea, 20 zkia., beheko pisua-Antiguo, 13.30etatik 16.00 etara.

Oraindik ongietorri eta ona proveche!!!

COMPARTIR...

Auténtica Cocina Rusa 10 de junio

COMPARTIR...

Cocina rusa logoAmigos y camaradas!!!

Con motivo del día de Rusia, este 10 de junio, os invitamos a disfrutar la genuina Cocina Rusa.

Menú

Primer plato: Sopa rusa – “Borsch”
Segundo plato: Ensaladilla Rusa
Postre: Crepes dulces (miel, mermelada, chocolate)
Bebida rusa: Compota (de frutas)

  • "Borsch"-Sopa Rusa
  • Ensaladilla Rusa
    Ensaladilla Rusa
  • "Blinis"-Crepes Dulces
  • Compot-Bebida de frutas
    Compot-Bebida de frutas

Menú 10 €

En el Centro “Esperanza Latina” , de 13.30 hasta 16.00, calle Aizkorri, 20 bajo (Antigio)

Bien venidos y buen proveche!!!

COMPARTIR...

Crónica del pasado 9 de mayo, Día de la Victoria.

COMPARTIR...

Amigas, amigos y camaradas! Un saludo fraterno y amistoso de parte de la Asociación Vesta a todos los que os habéis reunido con nosotros en este día tan especial.
Un día como este el 9 Mayo del 1945 terminaban 1418 días de guerra devastadora y de genocidio contra la Unión Soviética y otras naciones.
En esta simbólica fecha del 9 de Mayo, se celebra el  Día de la Victoria de la Unión Soviética contra la Alemania nazi y sus aliados fue nuestro deber sagrado recordar a los que con su heroico esfuerzo pagaron el precio en lágrimas y sangre, a los que pasaron hambre y frío para derrotar y vencer al agresor nazi.

imageнене

Este año, 2017 preparamos un programa que consistió en exhibir varias películas y documentales sobre la Gran Guerra Patria. Dado que muchos se han interesado en la película que se proyectó a las 16:30, el titulo de la misma es  Brestskaya krepost (“La fortaleza de Brest”, 2010), que nos narra el inicio de la agresión nazi, en sus primeros momentos. El film nos cuenta como fueron esos primeros días (desde 22 de junio 1941, 4.00 de la madrugada), con la sorpresa de ese ataque sin declaración de guerra, el sufrimiento de la guarnición que queda sitiado, los horrores y padecimiento de aquellos heroicos defensores que, con su resistencia, dieron cuatro días de oxigeno al Ejército Rojo y le permitió recuperarse del shock inicial. A las 19:00, antes de salir en manifestación, dimos un homenaje a nuestros abuelos y abuelas que defendieron nuestro país y fueron condecorados y a los vascos y vascas que formaron parte de las tropas de resistencia contra el fascismo alemán.

19.15 salimos para dar las gracias a todos los luchadores contra el fascismo, íbamos a manifestarnos y brindar homenaje a nuestros héroes y gloriar sus hazañas!

Discursos de la Asociación VESTA y Komite Euskal Herria Donbass

Desde la Asociación Vesta, queremos agradecer a todos aquellos que participaron y se manifestaron con nosotros; a todos los que nos ayudaron traduciendo documentos al euskera, haciendo presentaciones, prestándonos material necesario, repartiendo folletos y difundiendo nuestro acto. También por los consejos que nos han sido muy útiles. Y por supuesto, por el apoyo moral dado por algunos y algunas en cada paso de la preparación de esta celebración tan sagrada para nuestro país.

 

COMPARTIR...

Честь и слава советским героям моего поколения.

COMPARTIR...

afgB  нашем обществе потребления, отмеченным чрезмерным эгоизмом, и как следствие, отсутствием коллективных планов, я всегда  колеблюсь, когда нужно выражать личные чувства.
Говоря другими словами, я боюсь,что если я буду говорить то, о чём меня просит моя душа,то это может укрепить общую самовлюблённость, как та омонимическая легенда, которая ведёт нашу цивилизацию  к самоубийству.
Но однако, несмотря на это, всё-таки надеюсь, что в определённых редких случаях, что-то личное и близкое  сможет поспособствовать как-то повлиять на коллективное сознание.
По этой причине я написал следующие слова.
В 1983 году, моя Родина, уменьшенная и сокращённая по фашистской вине, как вспомогательная англо-американская колония, призвала меня в армию.
Я завершал военную службу в парашютных войсках, не только по желанию мужественной конфронтации с головокружительными прыжками в пустоту, но также и  потому что говорили, что это был самый  тяжёлый корпус армии.
Пожалуй, чтобы меня понять, надо вернуться к прошлому и пересечь Атлантический  океан.
Тот девятнадцатилетний парень, идеалист и интернационалист, которым я являлся, думал, что Фронт Сандиниста, которым в то время руководило революционное правительство Никарагуа, будет следовать примеру Народного Фронта и призывать  международные бригады к обороне против империалистической агрессии (как его плохо называли “контра”), чтобы защитить свою мужественную революцию, которая охватывала не только социальную справедливость, но также старалась выражать через теологию освобождения, самое лучшее моей веры и   культуры.
Говоря другими словами, наивный, но щедрый парень, которым я был, думал, что тяжёлая  военная служба была необходимой  тренировкой для другого достойного призыва в армию. Хорошо это или плохо, но тот призыв никогда не пришёл.
Позднее, более 30 лет спустя на одном  фестивале, я встретил одного из известных руководителей Фронта Сандиниста, который сказал мне,что “никогда у нас даже мысли не возникало о призыве международных военных бригад.” У меня осталось сомнение было то плохо или хорошо. Плохо, потому что, видя каким стал мир сегодня, может быть было бы лучше “идти на всё” всем вместе куда и когда возможно, следуя словам Пасионарии :”Лучше умереть стоя, чем жить на коленях.” Хорошо, потому что “о чём они даже не подумали”- возможно это спасло мою жизнь и я могу наслаждаться смыслом стихов Виолетты Парра ” Спасибо жизни, которая мне столько дала”.
В то же время и без всякого сомнения, на других широтах происходила другая международная операция.
В этом же году, когда я был на военной службе, мои русские и советские ровесники, как и я, были призваны в армию и тоже садились в самолёты и вертолёты, но не для лживых маневров НАТО, а для войны в Афганистане. Для всех, у кого есть мужество духа, а это значит сознание, спустя 30 лет, стало ясно, что это джихадистское зло, которое сейчас на нас  сошло, зародилось тогда в супружестве интересов между исламским фундаментализмом и секретными англо-американскими службами и их марионетками  с различным цветом,  как политическим, так  и кожи.
Говорят, что в тех, кто  жертвует собой ради других, отражается лицо Нашего Господа Иисуса Христа, жертву которого знает весь христианский мир, поэтому светлая жертвенность советских солдат в Афганистане нас возвращает  к нашей постыдной теме.
До свидания, пятидесятилетний русский, “мой  советский брат” по военной службе.
Сознавать то, что если бы я родился русским, я был бы как ты, меня наполняет смиренностью.
Твой вечный голубой берет -это свет!
Мой старый красный-это тень.
ТВОЯ ЧЕСТЬ, ТВОЯ СЛАВА.

Робэрто Скарча Аморетти

COMPARTIR...

Resolución Final de la Conferencia Paz y Solidaridad para Siria

COMPARTIR...

Celebrada en Madrid, los día 29 y 30 de abril de 2017

movimiento_apoyo_siria

 

Los participantes en la Conferencia por la Paz y la Solidaridad con la República Árabe Siria, reunidos en Madrid, los días 29 y 30 de abril, habiendo analizado y discutido en conferencia las causas y consecuencias de la guerra impuesta a la República Árabe Siria.

Reafirmando, su compromiso con la paz, con la lucha antiimperialista y con el pueblo de Siria y sus instituciones legítimas.
Considerando que la guerra que sufre Siria desde hace seis años no es fruto de revolución popular alguna, sino una guerra de agresión extranjera, decidida y desarrollada por potencias imperialistas lideradas por los Estados Unidos de Norteamérica, Francia y Reino Unido para destruir la soberanía e integridad de este país, volverlo a convertir en una colonia y liquidarlo como Estado y sociedad.
Considerando que esta guerra emplea todas las formas posibles de agresión para doblegar a su pueblo y destruir su Estado: sanciones económicas por parte de la Unión Europea; invasión por un ejército terrorista internacional apoyado por dichas potencias, que comete graves violaciones al Derecho Internacional; agresiones militares directas por parte de estas mismas potencias llamadas “coalición”; agresiones e invasión por Israel y Turquía; intentos de desmembrar su unidad; destrucción de su economía, de su sociedad y de sus valores, todo ello sostenido por un ejercicio de desinformación mediática sin precedentes.
Considerando que los Estados Unidos, Francia y Reino Unido, al desatar la agresión contra la Siria independiente buscan consolidar su hegemonía política en Oriente Medio; destruir el último Estado árabe de línea antisionista y antiimperialista; proteger a sus Estados clientes regionales como Turquía, Israel, Arabia Saudí, Qatar y Jordania que han sido activos agentes de la desestabilización de Siria, y golpear indirectamente a los países y movimientos vinculados a la resistencia al imperialismo.
Considerando que la destrucción de la República Árabe Siria sería una tragedia para la Humanidad entera, el fin de una antigua civilización rica en valores culturales y sociales, la muerte de millones de personas, el saqueo de sus riquezas, el sometimiento de los supervivientes a una tiranía medieval y la extensión de la guerra y el terrorismo por el mundo, sin que nuestro país se viese libre de consecuencias trágicas similares a la masacre de los trenes en 2004 en Madrid.
Afirman que la resistencia de Siria, su gobierno, ejército y pueblo son necesarios para frenar la expansión imperialista y el caos terrorista en el mundo.
Afirman que dicha resistencia está ampliamente amparada por el Derecho Internacional y la moral universal, es justa y debe ser apoyada por todas las fuerzas de paz.
Afirman que Siria tiene derecho a defenderse y que el Derecho Internacional legitima al gobierno sirio para solicitar el apoyo internacional que estime conveniente para enfrentar y derrotar la agresión extranjera que sufre.
Afirman que las fuerzas de paz tienen el derecho y el deber de organizar la solidaridad con la resistencia del pueblo y el gobierno de Siria, empeñada en mantener la soberanía, la integridad territorial, la seguridad y la paz en su territorio.
Afirman que seis años de guerra y sufrimiento señalan la urgencia de consolidar la vía de la negociación abierta para dar una oportunidad a la paz, el camino que inicie la reconstrucción del país, y el proceso donde sean los sirios quienes decidan su futuro. La Conferencia mantiene que esa ardua, urgente y laboriosa reconstrucción del país debe ser financiada en buena parte por los países que impusieron la guerra al pueblo sirio.
Mientras ese momento llega, es urgente ayudar a los refugiados de la guerra, para acogerlos en Europa, con programas efectivos aprobados por la Unión Europea y por los gobiernos de cada país miembro, trabajando, al mismo tiempo para hacer posible su retorno a Siria en el más breve plazo.
Dicen al legítimo gobierno de la República Árabe Siria y a su pueblo que, al margen de la posición de nuestro gobierno, los ciudadanos de este país no son enemigos sino amigos de la paz, y entienden las razones por las que Siria resiste desde hace seis años contra la agresión extranjera que sufre.
Dicen al legítimo gobierno de la República Árabe Siria y a su pueblo que hacen suyos los enormes sufrimientos humanos que han asumido desde 2011 para no perder su soberanía ni los valores de su sociedad que son los de la resistencia, la unidad, la integridad territorial, el arabismo, la multiconfesionalidad, la igualdad de género y la paz.
Instan al gobierno español a impulsar el levantamiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea contra Siria.
Instan al gobierno español a que restablezca plenas relaciones diplomáticas a nivel político entre ambos países.
Instan al gobierno español a que no permita que desde suelo español salga, ni se organice agresión bélica ni terrorista alguna contra la República Árabe Siria.
Instan al gobierno español a que sus buenos oficios contribuyan a impulsar una vía diplomática que conduzca al fin de la guerra en Siria.
Instan al gobierno español a que provea ayuda humanitaria a la población civil que sufre las consecuencias de esta guerra injusta contra Siria, ya sea en territorio sirio o donde haya tenido que ponerse a resguardo para no perder la vida.
Instan al gobierno español a que revise relaciones con aquellos países reaccionarios, que propalan ideologías radicales que inspiran el terrorismo y que se empeñan en seguir agrediendo a la República Árabe Siria.
Por último, resuelven promover la amistad y la solidaridad con el pueblo sirio y sus instituciones y llaman a construir con urgencia un movimiento internacional de solidaridad que se exprese en centros de trabajo y medios de comunicación, en conferencias y manifestaciones que denuncien ante la población la ignominia de una guerra impuesta y de unos gobernantes que se comportan como tratantes de la destrucción y del odio, y que se haga llegar la exigencia del fin de la guerra a gobiernos e instituciones internacionales.
Llaman a redoblar los esfuerzos en favor de una paz justa y una solución política negociada más pronto que tarde.

En Madrid, a 30 de abril de 2017

COMPARTIR...

LA JUNTA DE KIEV APROVECHA LA EXPLOSION DEL VEHICULO DE LA OSCE PARA PEDIR A EEUU UNA INTERVENCION MILITAR EN DONBASS

COMPARTIR...

18058186_426823724356826_1254095842282021913_nComo predijeron los expertos, el partido ucraniano se ha aprovechado de la explosión de un coche de la patrulla de la OSCE en el LPR con el fin de exigir la introducción de una misión armada a Donbass, a la que las repúblicas se habían opuesto de manera inalterable. Una intervención y estaban dispuestos a rechazarla.

Pyotr Poroshenko expresó sus demandas en una conversación telefónica con el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, durante la cual expresó sus condolencias por la muerte del observador estadounidense OSCE.

El Presidente de Ucrania propuso intensificar la consideración del despliegue de un contingente internacional de mantenimiento de la paz en Donbass bajo los auspicios de las Naciones Unidas”, informó el servicio de prensa de Poroshenko.

Petro Poroshenko expresó su gratitud por la firme y inquebrantable posición de los EE.UU. en apoyo de nuestro estado sobre la base del principio” nada sobre Ucrania sin Ucrania “.

Las partes expresaron su preocupación por el peligroso desarrollo de la situación en Donbass y señalaron la importancia de la aplicación por Rusia de los acuerdos de Minsk, principalmente elementos relacionados con la seguridad.

El llamado “presidente” pidió la preservación de un frente internacional unido en la política de sanciones contra la Federación de Rusia hasta el restablecimiento completo de la integridad territorial y la soberanía de Ucrania.

Se discutieron temas de fortalecimiento de la asociación estratégica entre Ucrania y Estados Unidos y el calendario de contactos bilaterales, incluidos los de nivel más alto “, informa la oficina del presidente ucraniano.

button_dnipresshttps://euskalherria-donbas.org/2017/04/25/la-junta-de-kiev-aprovecha-la-explosion-del-vehiculo-de-la-osce-para-pedir-a-eeuu-una-intervencion-militar-en-donbass/

COMPARTIR...