Quién está deteniendo la finalización del gasoducto «Nord Stream 2»

COMPARTIR...

-Hola Nikolay Viktorovich.
-Buenas tardes.
– Poco antes del comienzo de la epidemia de coronavirus, Rusia experimentó dificultades en la construcción del gasoducto Nord Stream-2 (NS2). Cuéntanos por favor cómo están las cosas ahora.
– Nosotros hablamos mucho sobre la construcción de NS2. Este es un evento muy importante, así que recordemos lo que sucedió allí y lo que está sucediendo ahora.

Entonces, el significado de la construcción del gasoducto NS2: evitar, en primer lugar, Ucrania, para entregar gas desde Rusia a Alemania. Esto establece una comunicación entre Berlín y Moscú, para construir ciertos puentes diplomáticos, económicos y políticos. Bueno, un paso muy pequeño hacia una posible unión. Ni hoy ni mañana, para mucho mas adelante, pero nuestros «socios» anglosajones-estadounidenses comprenden la importancia de este proyecto. Y el punto no es tanto y no solo que a los estadounidenses les gustaría vender su gas esquistoso a Europa, por cierto, en el contexto de la caída de los precios de los hidrocarburos, el tema no es tan relevante. Y el hecho es que, entendiendo por qué Rusia va a construir NS2, los estadounidenses lo están tratando de contrarrestar precisamente por esto. Es importante para ellos que Europa esté completamente bajo su control, que los políticos europeos en todos los sentidos dependan de los estadounidenses. Pero, por otro lado, sacando a Rusia de la agenda económica de Europa debería, desde el punto de vista de los estadounidenses, conducir a dificultades en la economía rusa. Es decir, excluir el petróleo y el gas ruso de Europa y otros países conducirá a ciertas dificultades en el presupuesto ruso, lo que ayudará a que Moscú fuera más complaciente. De hecho, uno de los objetivos de la política estadounidense hacia Rusia (y el más importante actualmente), y esto lo debemos entender, es usar a Rusia como una herramienta contra el principal enemigo hoy en dia de América, que es China.

Hubo un tiempo en que los estadounidenses utilizaron a China como una herramienta para destruir a la Unión Soviética. Esto no es solo un conflicto militar en Damansky, que los chinos hicieron como tarjeta de presentación para demostrar que con la amistad con los Estados Unidos, estaban casi listos para luchar contra la Unión Soviética. China se convirtió en la base económica de los Estados Unidos y, en el momento del incumplimiento del patrón oro del dólar a principios de los años 70, permitió a la economía estadounidense no colapsar, no ir a la quiebra, sino llenar sus tiendas con productos chinos baratos.Hoy la situación es exactamente la contraria. Al luchar contra la Unión Soviética, los estadounidenses dejaron pasar a China, y a pesar de su intento de derribar la República Popular China en la Plaza Tian An Men durante las llamadas «protestas estudiantiles» de 1989, China resistió, siguió adelante, aplastando a sus alborotadores y traidores, y hoy se ha convertido en el principal dolor de cabeza de los Estados Unidos. Por lo tanto, en esta situación, a nosotros, Rusia, nos necesitan los Estados Unidos como instrumento de política anti-china. Y toda la política de los EE. UU apunta a una cosa: presionar a Moscú, organizar problemas económicos y políticos en todo el perímetro: Ucrania, Asia Central, sanciones, problemas con permiso para nuestros deportistas en los Juegos Olimpicos, asunto de Scripal y mucho mas incluso la construcción de un gasoducto para lograr el consentimiento de Moscú para convertirse en un instrumento de los Estados Unidos de América contra China. Ese es el punto de la política estadounidense. Pero esta es una de las partes, específicamente relacionada con la construcción de NS2.

Volvemos al gasoducto. No se trata del costo de los hidrocarburos, no se trata del momento de la puesta en servicio, aunque esto también es importante, se trata del principio: si Estados Unidos no puede demostrar que sin ellos Rusia tendrá grandes problemas, entonces esta política tendrá una gran grieta. Por el contrario, Rusia debe demostrar que los estadounidenses nunca llegarán a acuerdos con nosotros sin tener en cuenta los intereses rusos, nuestros intereses . Esto es una cuestión de principios.

Ahora un poco sobre los aspectos jurídicos. Para detener la construcción de la primera rama de la conducción de gas, los estadounidenses usaron todo: amenazas, tribunales, ambientalistas, que estaban muy preocupados de que la tubería que pasaba por aguas suecas, danesas y de otros países causara daños irreparables al Mar Báltico. Al mismo tiempo, la misma tubería de la misma calidad que viene de Noruega no presenta problemas a ningún ambientalista. Llevamos a cabo esta tubería, el gas fluye, ningún ambientalista dio su voto. No funciono.

Aquí debe recordarse que en el período soviético, durante la época de Leonid Brezhnev, se construyó un gasoducto terrestre a Alemania desde la URSS utilizando el sistema de gas a cambio de tuberías. Entonces, la Unión Soviética, a pesar del hecho de que la industria se desarrollaba a un ritmo rápido, tampoco lograba construir todo. La Unión Soviética no producia tuberías de gran diámetro en ese momento, por lo que el acuerdo se llamó «gas a cambio de tuberías». Alemania suministró las tuberías, a partir de las cuales construimos una tubería de gas y suministramos nuestro gas a los alemanes. Estados Unidos amenazó con sanciones, exigió la solidaridad de la OTAN. No había una Unión Europea en su forma actual en ese momento, pero el entonces canciller alemán Willy Brandt logró defender y calar este acuerdo y el gas soviético (ruso) llegó a Alemania, y Willy Brandt recibió el Premio Nobel, que se puede encontrar en todas las fuentes de Internet.

En una nueva ronda de la historia, lo mismo … la historia del gasoducto se repitió casi exactamente. Presión, amenazas, sanciones, pero, desafortunadamente, en este momento la Federación Rusa era más débil que la Unión Soviética, y los Estados Unidos se volvieron más audaces que en el período de Willy Brandt y Leonid Ilyich Brezhnev. Los estadounidenses, a través de los demócratas europeos, tendieron una asechanza llamada «directiva del gas». Se introdujo inesperadamente y se lee algo como lo siguiente. Que durante la construcción del gasoducto, se debe observar la competencia y, por lo tanto, la misma compañía no puede ser portadora de gas y su productora al mismo tiempo. Bueno, está claro que hay un golpe para Gazprom, que produce gas y lo transporta. Esta «directiva de gas» dice que el 50% de la tubería debe mantenerse libre para algún proveedor alternativo mítico. La historia resultó que se está construyendo un gasoducto por miles de millones de euros, pero solo puede usarlo al 50%. Gazprom y sus socios europeos se presentaron en los tribunales europeos. Esta situación o se recuperaba, que podría llenarse hasta el 100%, luego se tomaba una nueva decisión, no, solo al 50%, y en ese momento se puso a construir NS2.

¿Qué hicieron los estadounidenses? Igual: las amenazas, las sanciones, los ambientalistas y una nueva introducción, a diferencia del NS1,  el Gobierno Danés, que pensó profundamente y durante varios meses seguidos y no daba permiso para tender tuberías a través de las aguas territoriales de Dinamarca. Esta es la historia de 2019. Alemania, Rusia, empresarios europeos, que ya han invertido miles de millones de dólares, presionaron a Dinamarca. Dinamarca guardó silencio, pensó, finalmente dio permiso para construir los últimos 160 km del gasoducto NS2, y en ese momento Estados Unidos golpeó la mesa con el puño y dijo que se impondrían sanciones a la compañía propietaria de la instaladora de las tuberías. Los instaladores de tuberías se reunieron en un día y se fueron. Y la situación se quedó en esta posición. Aquí puede ver un detalle muy interesante: EE. UU. pudo detener la construcción de NS2 en un día. ¿Por qué no lo detuvieron al principio? Simplemente porque los estadounidenses en este caso querían «enterrar» miles de millones de euros en la construcción del gasoducto, que en el momento adecuado para los estadounidenses se detendría. Y ahora la situación es la siguiente: ¿un barco ruso está parado en un puerto alemán y no está claro hasta el final si nuestra instaladora de tubería tiene la tecnología necesaria para completar el proyecto o no? Al mismo tiempo, no está claro si las empresas europeas que poseen las tecnologías que nuestra instaladora de tubería podría no tener lo ayudarán, pero eso no es todo.

El 15 de mayo, un tribunal europeo emitió otra decisión con respecto a las demandas de SP2 con respecto a este 50% de llenado de la tubería. La decisión se tomó, ya que SP2 se creó después del 23 de mayo de 2019, lo que significa que no se aplica algún tipo de regla que se incluya en la «directiva del gas» que se puede llenar al 100%. Te lo explico en un lenguaje tan simple y humano. Alemania luchó para que fuera posible llenar completamente la tubería, porque esta es la economía del proyecto. La postura del tribunal europeo es precisamente que si se hubiera construido un gasoducto antes del 23 de mayo de 2019, entonces habría sido posible llenarlo al 100%, y desde más tarde, bueno, eso significa que esta regla no se aplica a él. Recordamos, sin embargo, las actividades del gobierno danés, que se desaceleró. ¿Quién estaba detrás de este gobierno danés? ¿Quién está detrás del tribunal europeo, que se refiere a estos términos? Para ser justos, digamos que Alemania está luchando por NS2 como un luchador desesperado. En el momento de la implementación, es decir, la transferencia de los estándares europeos al derecho alemán, la frase de que este mismo gasoducto debería construirse antes de una fecha determinada, de lo contrario las reglas no se aplicarán, se disolvió en el derecho alemán. Esto no está allí, pero, sin embargo, el tribunal europeo ha prohibido el uso de sus características y hoy la situación se ve así: NS2 debe completarse, este es un tema geopolíticamente importante, el tribunal europeo «independiente» cayó bajo los estadounidenses y decidió que solo podría ser llenado por 50 %. El problema de recuperación está pendiente. Bueno, deseamos un final rápido del gasoducto NS2 y recordaremos que este gasoducto no es tanto un problema económico como político.

Y las últimas noticias: la Agencia Federal de Redes de Alemania liberó al gasoducto Nord Stream de las disposiciones claves de la «Directiva de Gas de la UE «.

COMPARTIR...
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *