Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia

COMPARTIR...

Reseña del libro: Nikolai Starikov, Rouble Nationalization, the Way to Russian Freedom. Traducción al inglés del original ruso de Piter Publishing House 2013.

Reseña del libro: Nikolai Starikov, Rouble Nationalization, the Way to Russian Freedom. Traducción al inglés del original ruso de Piter Publishing House 2013.

Antes de entrar en el mérito de la obra de Nikolai Starikov hay que señalar que no ha habido, que sepamos, traducción al castellano. En la espera que pronto la haya, introducimos las ideas de Starikov a los lectores interesados y que no se atreven a atacar la versión rusa o la traducción inglesa, como llevamos haciendo desde este espacio de www.euskalrus-vesta.org desde la reseña de “Halcones de la Paz”, la autobiografía de otro influyente hombre político ruso, Dimitri Rogozin.

Los libros que logran presentar creíbles narrativas diferentes, en un contexto cultural marcado por el abrumador e totalitario cuento oficial acerca del sistema del poder en nuestros tiempos “digitales”, son des-afortunadamente pocos. Los libros que tienen el mérito de llevar un mensaje de interés internacionalista, a pesar de haber sido escritos para lectores de una lengua y cultura especifica son hasta lamentablemente raros.
Sin embargo, esta obra de Nikolai Starikov, el dirigente del partido político ruso de la “Grande Patria” es uno de estos raros casos. La “Nacionalización del Rublo. Camino de la libertad de Rusia” es una obra que desvela una mirada sobre un recorrido histórico e indica un camino de combate político que, aunque escrito para los rusos, podría ser benéfico para todas las naciones que aspiran a una soberanía completa, sin quizás ni peros.

En efecto, la soberanía de las naciones se declina, según la interpretación del autor, de manera que no debería de dejar a nadie indiferente, y consiste de cinco niveles ineludibles:
1) El nivel simbólico. El reconocimiento internacional del territorio de un país de parte de la comunidad internacional, los símbolos nacionales como el himno y los emblemas.
2) La soberanía diplomática, es decir la capacidad de perseguir una política internacional independiente: “la libertad de poder eligir a sus amigos y sus enemigos”.
3) La soberanía militar: “la capacidad de derrotar a un agresor y de garantizar seguridad a la propia nación y a sus aliados”.
4) La soberanía económica para garantizar el desarrollo autónomo de la nación.
5) La soberanía cultural. “Nuestra historia nos enseña que es la mas importante” subraya Starikov; “porque la falta de la soberanía cultural es el primer paso hacia el abismo”. “Occidente” lamenta el autor “era considerado (en los últimos años de la Urss) la ‘cuña de los sueños’, y nuestro país era despreciado en cuanto ‘sovok’ (palabra despreciativa para indicar ‘soviet’”.

El titulo, “Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia”, ya identifica el problema financiero del capitalismo y propone un camino de solución para recuperar la soberanía económica después de la caída de la Unión Soviética.
El autor identifica la naturaleza del problema, que no deja lugar a dudas o malentendidos acerca de uno de las principales problemas de nuestro mundo
“globalizado” y reducido a un juguete en las manos de una oligarquía financiera en un simple párrafo al inicio del libro:
“La emisión descontrolada de dinero respaldada por nada ha sido el sueño de los banqueros y prestamistas durante siglos. Este es el camino más corto a la dominación del mundo. Hoy este sueño se ha convertido en realidad. Todo el dinero del mundo está atado al dólar. Como resultado de la derrota en la Guerra Fría, Rusia fue privada de una parte significativa de su soberanía. El rublo ruso ya no pertenece al pueblo. La única manera de salir del callejón sin salida es cambiar la forma actual del sistema de emisión de dinero”.

A lo largo de los 12 capítulos del libro, Starikov propone de un lado, una serie de pasos para recuperar la soberanía económica de Rusia, después de haber, del otro, trazado el recorrido histórico que ha llevado al poderío global de la finanza Anglo-americana. Dicho de otra manera, la obra de Starikov es una creativa fusión de dos géneros: investigación histórica y de lo que en inglés se llama comúnmente “How-to book”, o sea un manual de instrucciones concretas, en este caso aplicables al cuerpo del Estado mediante la acción política. Simplificando aun mas  “La Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad” responde por medio de una serie de preguntas a dos cuestiones fundamentales para la Rusia actual: Qué ha pasado? Y, qué hacer?

Qué ha pasado?

Es claramente difícil sintetizar en pocas palabras una investigación que cubre varios siglos. Los capítulos de investigación histórica trazan la continuidad histórica desde aquel verdadero y relativamente desconocido delito de guante blanco que ha sido el invento de emisión de dinero en papel sin algún respaldo económico concreto a finales del siglo 17 con la creación del Banco de Inglaterra, hasta la dominación del dólar hoy día, y los efectos nefastos que dicho recorrido ha provocado a su patria rusa. Como las piezas aparentemente sin relación de un puzzle, eventos tan distintos como por ejemplo la colaboración de Mussolini con los servicios de inteligencia británicos, actividades de misteriosos personajes durante la revolución rusa, el acuerdo de Bretton Woods y la estructura del Fondo Monetario Internacional, la política británica hacia el imperio zarista, y hasta la presencia de francotiradores extranjeros en los techos de Moscu durante los trágicos días de 1993 que allanaron definitivamente la vía del poder a Eltsin, contribuyen a dar un cuadro coherente. Para decirlo con las palabras del autor son “las raíces de un único árbol”.
El árbol en cuestión seria un mondo marcado por la dominación económica y cultural de marca anglo-sajona.

Sabemos que en en los ámbitos de los medios “mainstream” se les suele tachar a estos argumentos de “teorías de la conspiración”; pero sabemos también que se trata de criticas intelectualmente cobardes para ahogar cualquier tipo de narrativas alternativas a aquellas presentadas como “la historia” oficial por los poderes “de facto”.
En Starikov, se encuentra en suma una valiosa revisión histórica de parte de aquellos,
quienes perdieron su patria y su potencial político colectivo a causa de lo que fundamentalmente fue un una guerra de propaganda disfrazada de caballo de Troya del cual salio’ la colonización financiera por medio de la tiranía del dólar.

Sin embargo, el valor de la obra de Starikov se mide también por lo que no dice textualmente pero que resultaría un lógico corolario a su razonamiento.
Quedándonos con la misma metáfora del autor, me parece que el sistema en que estamos es como un árbol con ramificaciones varias que tiene sus raíces en la reforma protestante inglesa y sus efectos culturales y socio-económicos.
Y esto también debería de interpelar a todos los “soberanistas” de patrias grandes o chicas o de naciones con o sin Estado.

Si quedaba ya claro para algunos de nosotros que la “globalización” no actúa en en términos culturalmente neutrales sino que conlleva consigo las formas claras de un marco arraigado en “valores” anglo-americanos, ahora, con el libro de Starikov en la mano, seria mas concreto hablar de “Anglo-balizacion”. El sistema de poder de hoy parece ser un simple “aggiornamento” (actualización) y consolidación del dominio anglo-sajón, desde la piratería inglesa a la tiranía del dólar americano con en tela de fondo la guerra la guerra psicológica (y de propaganda) en contra del adversario de turno desde la “Leyenda negra” en contra de España hasta la Ruso-fobia declarada de hoy pasando por todas las variopintas expresiones de Ruso-fobia disfrazada desde los anti-zaristas del liberalismo europeo hasta al anticomunismo anti-soviético.

Leyendo Starikov, (que no es un neo-bolchevique) esta’ claro que la guerra fría anti-soviética era alimentada por una adaptación propagandística de la “leyenda negra” anti-española de los siglos pasados a las características de la experiencia rusa de resistencia al sistema de dominación cultural y financiero anglo-sajón.

Qué hacer?
Nikolai Starikov propone cuatro pasos técnicos para recuperar la soberanía económica. En resumen se trata de:
1) Desvincular el rublo de las reservas globales. Salida de Rusia del Fondo Monetario Internacional. La emisión de rublos debe depender de de las necesidades concretas de la economía rusa.
2) Nacionalización del Banco Central que debe regular la circulación y la estabilidad de la moneda nacional. Un Banco Central no debe utilizar como reservas las acciones de otros países.
3) Los bienes y productos rusos se comercian en rublos. Ergo la nacionalización del rublo.
4) Reducción de precios de recursos naturales para cualquiera proyecto finalizado al desarrollo de Rusia. Ninguna participación en la organización Mundial de Comercio porque dificultaría bajar los precios de los recursos.
Paso previo es evidentemente la conquista del poder político por vía democrática y por eso esta el partido de la Grande Patria que Nikolai Starikov dirige.
El lamento de Nikolai Starikov por el estado de su patria nos explica la proteica
naturaleza de un proceso de dominación que se consolida a lo largo de la historia. Las soluciones que el autor de “Nacionalización del Rublo. Camino de Libertad de Rusia” propone, nos indican una vía hacia la soberanía nacional que podría ser nuestra también. Hay cuanto basta para decir que la obra de Starikov merece ser leída, estudiada e interpretada.

Roberto Scarcia Amoretti

COMPARTIR...
Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *