PIRATAS SIGLO XXI

COMPARTIR...

Por Jesuspetrovich

portaaviones-almirante-kuznetsov-norte-siria_ecdima20161025_0010_21

La pasada semana, la ciudad de Ceuta fue noticia. Una flota rusa, comandada por el portaaviones Almirante Kuznetsov, cruzaría el estrecho de Gibraltar. De esta flota, tres barcos tenían previsto realizar una escala técnica en dicha ciudad. Sin embargo, la OTAN (léase Reino Unido) puso el grito en el cielo, considerando una deslealtad que España, miembro de la alianza atlántica, diese apoyo a un país «enemigo» como Rusia. España, algo preocupada por las críticas que estaba recibiendo de sus socios (y, sobre todo, de la prensa de cierto país), decidió pedir información suplementaria al gobierno ruso acerca del destino de dicha flota y si era cierto que iba a reforzar la presencia rusa en Siria. Finalmente, Rusia cancelo la petición de la escala técnica en territorio español, con lo que el asunto quedó zanjado.

Hasta aquí, los hechos. Sin embargo, llama la atención varias cosas: 1º, buques de la armada rusa realizan frecuentes escalas en dicha ciudad, sin que se sepa, haya habido algo más que tímidos comentarios del resto de los socios de la alianza. 2º, España nunca ha tenido el menor problema con Rusia, y dichas escalas técnicas, como ya hemos dicho, habituales, son una buena fuente de ingresos para la ciudad autónoma. 3º  como es bien sabido, ni Ceuta ni Melilla, ciudades pertenecientes al territorio de España, están amparadas por la protección de la OTAN. Esto significa que, mientras que si cualquier parte de España resultara atacada por otra nación, la OTAN saldría en nuestra defensa; pero si la zona atacada fuera cualquiera de esas dos ciudades, tendríamos que apañárnoslas solos.

Está claro que España, perjudicando su economía y su imagen de nación soberana, se ha dejado amedrentar por un país que supuestamente es amigo; aunque teniendo en cuenta que posee en nuestro territorio la última colonia de Europa, que la actitud de su armada y, sobre todo, de su gobierno colonial deja bastante que desear, y que su prensa, cuando le conviene, vierte criticas hipócritas contra nuestro país… queda claro que nos hemos bajado los pantalones ante una nación que hace honor a su historia.

Con la excusa de los bombardeos de Rusia y su apoyo al gobierno legítimo de Siria, mientras que ellos no hacen más que alimentar con armas a la «oposición moderada», lo que han intentado es molestar un poco a Rusia, a costa de fastidiar a un socio y poner en entredicho su independencia.

La actitud del Reino Unido, fiel perro guardián de su amo, los Estados Unidos, era la que es habitual en los últimos siglos, sin dejar de actuar como lo que han sido siempre. Son los nuevos piratas, en pleno siglo XXI.

COMPARTIR...
Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *